Un avioncito de papel a motor

Todas las personas que pasaron por la escuela primaria han cursado una materia por su cuenta, que está fuera del currículo. Desde muy pequeños, han probado suerte en el aeromodelismo. Hacer un avión de papel y ver que tan lejos vuela es un divertimento casi diario.

Algunos nostálgicos, incluso lo han convertido en competencia semi profesional (¿o profesional?). De hecho, Red Bull Paper Wings es un mundial en el que participan más de 60 países. Hay torneos de clasificación local y luego pruebas internacionales.

Lejos del afán de competitivo y más cerca de la inocencia infantil, el PowerUp 3.0 es un kit de vuelo para avioncitos de papel. Se trata de un propulsor a motor que se le aplica a cualquier modelo para que vuele, haga piruetas y luego regrese mansamente a las manos que lo impulsaron.

La batería ofrece una autonomía de 10 minutos, pero se carga en sólo 3 minutos. La nave de papel se controla con un celular inteligente que soporte conexión Bluetooth 4.0. Pero aún no es tiempo de salir corriendo a la tienda. Recién estará disponible en septiembre, por unos $50.

EN VIDEO:

ADEMÁS:

17 'gadgets' sorprendentes del CES 2013

CONVERSATIONS