HUFFINGTON POST
09/19/2013 10:36 am ET

Si logras ver este video publicitario sin llorar, entonces ganas

En tres minutos, el vídeo cuenta la historia de un niño tailandés es cazado robado medicamentos para llevárselos a su madre. El dueño de un restaurante cercano ve todo y le paga al chico las medicinas. Además, le pide a su hija, una niña, que le prepare un poco de caldo de verduras para que se lo lleve. El pequeño ladrón sale corriendo. Pasan los años. Al tendero le da un infarto y su hija, ya adulta, se encuentra en el hospital con una factura de 18.000 euros. Un día, al despertarse, se encuentra con que la factura está pagada y una nota en la que pone "Todos los gastos pagados hace 30 años con tres paquetes de analgésicos y una sopa de verduras. Con mis mejores deseos, el doctor Prajak Arunthong".

Es decir, el niño había crecido, se había hecho médico y le había devuelto el favor al que le ayudó 30 años antes. Y acaba con el slogan "dar es la mejor comunicación" y el logo de la operadora.

El vídeo ha conseguido 5.700.000 reproducciones en menos de una semana gracias a su conmovedora historia. Como dijo el usuario que lo subió al foro Reddit refiriéndose a su irresistible superpoder: "si lloras al verlo, pierdes".

Acciones para recuperar la fe en la humanidad

CONVERSATIONS