THE BLOG

¿Dónde están los ángeles cuando hay peligro?

08/24/2012 09:07 am ET | Updated Oct 24, 2012

angel ayuda

Estaba ante mi computadora preguntando a Dios y los ángeles sobre qué tema debería escribir cuando 'coincidencialmente' -lo coloco entre comillas, pues no creo que haya coincidencias; creo que todo es por causalidad, no por casualidad-, recibí un email de un lector cuestionando la existencia de los ángeles definiéndolos como un 'montaje' y preguntando dónde se encontraban estos seres en momentos en que niños han sido asesinados en diferentes circunstancias, o como por ejemplo en el triste evento en un teatro en el estado de Colorado. Allí entendí que debía hablar sobre este tema.

Obviamente, no me considero una autoridad en la materia ni pretendo decir que tengo la última palabra sobre los ángeles. Mi única intención es compartir la experiencia que he tenido la fortuna de vivir desde mi infancia con los demás para que conozcan que Dios ha enviado seres de luz dispuestos a orientarnos y guiarnos en nuestra vida, si se lo permitimos.

Yo misma me he cuestionado muchas veces sobre el por qué se presentan tantas tragedias en el mundo y por qué no han podido ser evitadas. Para el ser humano es difícil entender todas las posibles razones por las cuales estos sucesos se han dado a lo largo de la historia, pero quisiera permitirme compartir algunas de las explicaciones que los ángeles me han dado al respecto:


1. El libre albedrío.
No podemos olvidar que Dios nos regaló el don de tener voluntad propia o lo que conocemos como libre albedrío. Al recibirlo, somos nosotros quienes decidimos si hacer algo o no. No debemos culpar injustamente a Dios o a los ángeles -y esta es una opinión personal- por todo lo malo que sucede diciendo que "están de vacaciones o de huelga" y por eso permiten que cosas malas se den, ya que sería no tener en cuenta lo que nosotros decidimos hacer por nuestra propia voluntad. Si alguien decide ser un criminal en lugar de tomar el camino del bien, esa es la forma en que ha aplicado el libre albedrío en su vida. Igual sucede en el sentido contrario con quien decida ser una persona de bien y ayudar a los demás.

2. Los ángeles NO pueden violar nuestro libre albedrío. Esta es una regla de oro. Si nosotros no queremos que los ángeles formen parte de nuestra vida, ellos deben respetar esa decisión y no pueden intervenir y viceversa. ¿Cómo sabemos que quizás el criminal haya sentido o escuchado una voz interior que le decía 'no lo hagas', pero prefirió hacer más caso a su ego o mente y continuar con sus malas acciones?

3. La enseñanza que la situación puede traer. Puede sonar ilógico, pero muchas veces un evento negativo puede traer una gran lección y/o enseñanza que haga reaccionar a algunas o muchas personas, tal como el generar una legislación más fuerte que castigue a los culpables de masacres o asesinatos, el que los mayores tengan más cuidado con los artefactos de fuego que mantienen en la casa para evitar que los niños los encuentren y causen una tragedia, el decidir mejor con quiénes nos relacionamos pues serán los padrastros o madrastras de nuestros hijos, etc. Aquí, nuevamente, juega el libre albedrío.

4. La circunstancia particular de cada hecho. Aunque el desenlace es el menos deseado en una situación violenta como la muerte de un niño inocente, es difícil saber si hubo efectivamente alguna intervención angelical buscando evitar dicho evento. Eso nunca lo podremos confirmar, pero tampoco podemos desechar la posibilidad del todo de que quizás esto haya sucedido.

5. Tenía que pasar por alguna razón. Nuevamente, es muy difícil aceptar que pueda haber una razón para que algo tan triste suceda, pero posiblemente era ya el momento de que seres que murieron en circunstancias violentas o repentinas se fueran de este mundo. Hay seres que viven muchos años en la tierra como hay quienes viven solo algunos meses o años. La razón para esto es una respuesta que para nosotros los seres humanos es prácticamente imposible responder.

El creer o no en la intervención y ayuda de Dios y los ángeles es una decisión totalmente personal e individual; ellos no buscan convencernos o imponernos nada. El libre albedrío que siempre menciono juega un papel absolutamente fundamental en la manera en que nuestra vida se desarrolla. Nosotros cocreamos nuestra vida y nuestras experiencias con Dios y es importante asumir la responsabilidad por ello.

GALERÍA RELACIONADA:

Hidromancia, el agua que predice

VIDEO RELACIONADO: