THE BLOG
10/03/2012 02:50 pm ET | Updated Dec 03, 2012

¿Cuál es el nombre de mi ángel?

nombre angel

Cuando sentimos el deseo de entrar en contacto con los ángeles o sentir un mayor acercamiento con ellos, la primera pregunta que viene a nuestra mente es: ¿cuál es su nombre?

Dependiendo de la creencia, existen tres, siete o más nombres que en el caso de los arcángeles los identifican. Por ejemplo Miguel, Gabriel y Rafael son los seres del reino angelical reconocidos por la iglesia católica (por cierto, su festividad se celebró el pasado 29 de septiembre). Otras religiones, como la judía, tienen en cuenta otros ángeles y arcángeles a quienes se les han otorgado por su parte un nombre particular.

Es importante recordar que los ángeles son espíritus puros, es decir, son luz y energía. Más que preocuparnos por saber su nombre aquello fundamental a tener en cuenta es que fueron creados por Dios para adorarle y para servir de puente entre Él y los seres humanos. De tal manera, si acudimos a ellos llamándolos simplemente "ángeles", de igual manera se manifestarán en nuestra vida.

Teniendo todo lo anterior en cuenta, si en su corazón tiene el deseo de acercarse más a Dios a través de sus ángeles y de conocer el nombre de su ángel guardián (que en realidad es más de uno), el siguiente ejercicio le puede permitir recibir dicha información:

Siéntese cómodamente y colóquese en actitud de oración, concentrándose, cerrando sus ojos y relajándose. Le sugiero tener una hoja de papel y un lápiz junto. Dé gracias a Dios por la oportunidad que le da de acercarse a Él a través de sus seres de luz. Respire hondo y lento y pida con fe que le sea permitido recibir los nombres con los cuales usted puede identificar a los ángeles guardianes que le acompañan. Siga respirando lento y profundo y espere. La información puede llegarle a través de una palabra, una sensación, una imagen, un olor, etc. Cualquiera que sea la manera, no dude. Anótela en la hoja de papel. Si no recibió ninguna información, no se desanime. Inténtelo de nuevo al día siguiente. Quizás la ansiedad no le permitió recibir con claridad el mensaje. La respiración es por ello fundamental en este ejercicio para que se mantenga relajado.

Los ángeles saben la manera perfecta de acercarse a nosotros. Sólo necesitan de nuestra parte, voluntad, deseo sincero y disposición. Confíe en lo que recibe. Esta es la manera de iniciar un contacto más cercano con Dios a través de los seres angelicales que Él mismo creó.

¿Crees en la existencia de los ángeles? Dinos cómo lo logras.

Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

TAMBIÉN VE:

GALERÍA RELACIONADA:

Los beneficios de la meditación