THE BLOG
11/07/2012 09:26 am ET | Updated Jan 07, 2013

La lección de Susan Boyle, una mujer real

leccion susan boyle

Siempre he recalcado que el calibre de la personalidad y la autoestima es el resultado de la confianza en uno mismo y su actitud. Sin embargo, sabemos que no es fácil lograr ese balance cuando el panorama diario muchas veces intenta sabotear ese equilibrio. Esta en nosotros mismos aferrarnos con fuerza para no dejarnos caer aunque muchas veces tambaleemos.

Un ejemplo real de esa firmeza la vemos en la cantante escocesa Susan Boyle, quien tras flaquear muchas veces en la vida saboreando quizás la humillación durante gran parte de su medio siglo de vida, perseveró y probó al mundo que no hay límites ni tiempo para alcanzar un sueño.

Esta mujer de 51 años toda la vida fue juzgada por su apariencia siendo víctima de bullying durante sus años escolares por una discapacidad de aprendizaje como resultado de la falta de oxígeno durante su nacimiento. Pero hoy se ha convertido en una figura poderosa dentro de la industria de la música consiguiendo, desde que debutó como concursante del programa "Britain's Got Talent" (2009), conquistar a más cien millones de admiradores.

La magia de esta historia es una extraordinaria que nos pone a pensar, "¡Uh! Si ella llegó tan lejos, yo también puedo". Entonces, ¿cuál es el primer paso? ¡Vencer el miedo! El miedo paraliza y no nos deja funcionar, crecer y evolucionar. El terror a la aceptación es tan inmenso que nos impone barreras creándonos un pánico emocional que la mayoría de las veces paraliza nuestras metas y la lucha por lo que realmente queremos.

El éxito de esta mujer que ha tenido un gran impacto mediático no fue sólo lanzarse sin temor al ruedo, sino dejar atrás aquella mujer discriminada y depresiva que vivía del gobierno para darle vida a una superestrella que en tres años ha logrado el estatus de multi-platino en ventas, y ha acumulado un patrimonio neto estimado en más de £22 millones, unos 28 millones de dólares.

¿Qué hizo el cambio? ¡Tomar ventaja! Aprovechar su momento porque como dice el refrán "no hay mal que por bien no venga". Pues tras esa interpretación de "I Dreamed a Dream", y a pesar que para Susan inicialmente no todo fue miel sobre hojuelas, ya que fue fustigada tanto por los medios como por las millones de personas que la vieron por primera vez, se armó de valor utilizando su desempeño vocal para opacar el físico y acallar voces, demostrando así que el talento mata cuerpo y carita.

Sí, ¡a callar voces! Porque su capacidad lírica hizo retractar a miles mientras los medios bajaron la cabeza ante una aligerada manera de juzgar y una zarza de humillaciones. ¡Una lección diría yo! Así quedó demostrado cuando el periódico The Herald describió la historia de Boyle como "una parábola moderna y un reproche a la tendencia de las personas a juzgar a los demás por su apariencia física". Igualmente, sus colegas del Entertainment Weekly aseguraron que la actuación de Boyle "fue una victoria para el talento y el arte en una cultura obsesionada con el atractivo físico y la presentación".

El cambio radical llegó cuando esta talentosa mujer regordeta y con poco atractivo físico que vivía al estilo "mundano" y "en rutina" engrandeció su autoestima prodigando su estrellato a sus detractores.

Sin embargo, Susan Boyle no sólo se transformó internamente. Recordemos cuando la mezzo-soprano sorprendió al mundo al someterse a un radical cambio de imagen que quedó plasmado en las páginas de la reconocida revista de moda Harper's Bazaar. Aquella mujer deteriorada, que como el patito se trasmutó en cisne exhibió glamour y femineidad, cualidades que según ella misma confiesa hoy día sigue disfrutando.

"Me he convertido en un ícono con mi forma de vestir. Ahora disfruto de ir a la peluquería y pintarme las uñas. Me encanta lucir vestidos y abrigos elegantes. Soy coqueta y me encanta resaltar mi feminidad", dijo esta semana a la revista británica Hello! a la vez que aseguró que su nueva vida le sigue consumando sueños inalcanzables.

"La sociedad es demasiado rápida para juzgar a las personas por su apariencia. No hay mucho que podamos hacer, pero tal vez esto podría darles una lección", dijo a The Washington Post la cantante, quien esta semana lanza su cuarta producción discográfica "Standing Ovation" para la que realizó un dueto con su ídolo de juventud Donny Osmond logrando así realizar otro sueño que la llevó además a cantar junto a Osmond en un show en Las Vegas.

Susan Boyle representa valentía, tesón y voluntad. No necesitó de maquillaje sofisticado, ropa de moda, ni un cuerpo escultural, sino de un enorme deseo de salir de la oscuridad y ser reconocida como lo que es, una mujer real que simplemente nació para cantar.

Moraleja: No dejes que otros te detengan. Sueña y convierte tus sueños en realidad deseando con mucha intensidad, fortaleza y confianza. Y aunque creamos que la edad y el físico nos traicionan, no olvides la importancia de defender tú propia identidad. ¡Nunca es tarde para perseguir nuestros sueños, sólo hace falta vencer miedos y atreverse a abrir puertas, una de ellas te liberará de la oscuridad!

Más sobre Real People en Twitter: @annietere, @lizzabonnet

TEMAS RELACIONADOS:

Famosos víctimas de acoso escolar
Famosas con curvas
¡Adiós a la mujer perfecta y bienvenida la mujer libre!