THE BLOG

Mel Gibson: madrastra le pone orden de restricción porque le escupió en la cara

07/04/2012 07:01 pm ET | Updated Sep 03, 2012

mel gibson mugshot
Mel Gibson acaba de sumar un escándalo más en su largo historial: su madrastra, Teddy Joye Hicks Gibson, de 78 años, le acaba de poner una orden de restricción en su contra porque asegura que el actor la lastimó, le escupió en la cara y es la razón auténtica por la que se ha separado ya del padre del famoso, Hutton Gibson.

TMZ informa más detalles del lamentable caso, en donde Teddy Joye acusa al director de "Braveheart" de gritarle tan cerca que le escupió en el rostro y del susto que tuvo por este altercado, quedó "paralizada de miedo y vomitando del estrés".

Según el sitio, se detallan otros incidentes, como cuando una vez Mel cocinó para su padre y madrastra, y como ella le respondió que no quería excusándose con un dolor de estómago, él la insultó y amenazó con sacarla de la casa.

Como hay que citar el otro lado de la moneda, debemos reportar los problemas entre Mel, de 56 años y su madrastra. Ella ha estado casada con Hutton Gibson desde hace 11 años, pero ahora el señor, de 93 años, le ha pedido el divorcio, y ella siente que es culpa de Mel por meterlos en sus problemas. TMZ explica que en junio, la familia se peleó porque Mel y su hermana Maura no estaban de acuerdo en la forma en que Teddy le aplicaba sus medicamentos a su padre y su discusión llegó a tal nivel que estuvo a punto de sacarla de la casa con violencia. Los Gibson pelearán este caso en la corte el próximo mes.

Pero no cabe duda que este incidente es tan sólo un pequeño grano de arena entre tanta polémica que ha despertado Mel Gibson, al nivel en que uno llega a escuchar que ha ocurrido uno más y ya ni quedamos sorprendidos, ¿o sí?

Yendo un poco en retroceso, tenemos muy fresco el sorprendente pleito que tuvo con su ex, Oksana Grigorieva, quien lo acusó de maltrato físico y verbal, incluyendo una golpiza que le tumbó dos dientes.

La rusa, quien es madre de Lucia, su bebita de casi tres años con Gibson, presentó como pruebas una serie de grabaciones en donde escuchamos a Gibson insultarla continuamente con tremenda sarta de groserías llamándola una "sanguijuela" y "mala madre". Entre lo que dice Gibson, aquí va un ejemplo: "Eres una p*ta que quiere mi dinero. ¡TÚ ME PERTENECES!" y otros comentarios como "Tú no cuentas. No sirves para nada".

Entre este escándalo de las cintas, destacó que Mel también insultó a la empleada latina que tenían, amenazando con despedirla. "Voy a deshacerme de ella si la veo en tu casa. Se lo haré saber y la correré. La reportaré a la maldita gente que le quita su maldito dinero a estos wetbacks".

El actor se defendió argumentando que Oksana pretendía extorsionarlo y la acusó de que no le permitía ver a la hija que ambos tuvieron. Finalmente, Mel fue sentenciado en marzo de 2011 a una semana de cárcel, 52 semanas en un programa de violencia doméstica, y con 16 horas de servicios comunitarios. Además, Gibson está tres años en libertad condicional, debido a este percance con Oksana.

Y quizá el suceso que despertó el interés del mundo entero hacia el "mal humor" del actor, está su famoso arresto en 2006, cuando atacó al oficial judío que lo detuvo porque manejaba borracho y comenzó con ofensas antisemitas, gritando que "los judíos tienen la culpa de todas las guerras del mundo" y a la mujer oficial le dijo: "sugar tits", con más insinuaciones sexuales.

Si sumamos más polémicas sobre sus comentarios homofóbicos, su separación tras casi 30 años de matrimonio de su ex Robyn, dejando abandonados a sus siete hijos, más lo que se va acumulando por aquí y por allá... terminamos con un tremendo dolor de cabeza. Y prefiero ni ahondar en su fracasada cinta "Get the Gringo" donde una vez más deja mal parados a los latinos - no sólo a mexicanos.

¿Qué no aprende este señor? Si se ha metido con sus mujeres, ahora con su madrastra y luego en una de ésas entra a un kinder a aterrorizar niños pequeños... ¿No hay algún curso de manejo de ira al cual puedan remitirlo por largos meses? O de una vez, sugiero yo, enciérrenlo ya en algún sanatorio mental... ¡y pierdan la llave, por favor! Es que hay casos que definitivamente... ya no tienen remedio. Sanseacabó.

Mel Gibson en fotos