THE BLOG
11/05/2012 06:07 pm ET Updated Jan 05, 2013

Reseña 'Wreck-It Ralph': encantadora y nostálgica, casi arruinada por la Chilindrina

wreck it ralph
La nueva aventura de Disney, "Wreck-It Ralph" (o "Ralph el demoledor", su título en español) es básicamente el "Toy Story" de los videojuegos. En el mundo de las "maquinitas" o los juegos de arcade, todos cumplen su respectiva función en su universo, pero cuando se cierra el local por la noche, continúan su vida haciendo fiestas, reuniéndose en la "estación central" o yendo a beber.

Ralph es el gigantón villano del juego "Fix it Felix Jr", cansado de ser el malvado todos los días de su vida, destruyendo el edificio, lanzado de la azotea por los inquilinos y durmiendo cada noche en un gran basurero de ladrillos. Cumplen el trigésimo aniversario de existencia y sus compañeros ni lo invitan al magno festejo, resintiendo que "simplemente está ahí para destruirlo todo". Por ello, Ralph acude a un grupo de apoyo de villanos de videojuegos, moderado por Clyde, uno de los fantasmas de "Pac Man" y en donde los fans de los videojuegos reconocerán a otros personajes como Bowser de "Mario Bros.", Dr. Robotnik de "Sonic the Hedgehog" o M. Bison de "Street Fighter".

LEE AQUÍ NUESTRAS ENTREVISTAS CON JOHN C. REILLY | SARAH SILVERMAN

Sin duda, los gamers apreciarán estos pequeños detalles de incluir personajes de varios títulos a diestra y siniestra, y seguramente títulos como "Q Bert" tendrán un revival después del éxito de "Ralph", aunque ninguno pasa de ser una anécdota o atracción de fondo. Aquí estamos para acompañar a Ralph en su misión de conseguir una medalla, con la que él supone que sus compañeros de juego comenzarán a respetarlo y considerarlo un héroe.

Por ello mismo, decide abandonar su videojuego y aventurarse en otros títulos, comenzando con la sensación del momento, "Hero's Duty", en donde pone de cabeza rápidamente el mundo bélico comandado por la Sargento Calhoun. Un accidente lo llevará a otro juego, "Sugar Rush", un mundo de dulces, galletas y chocolates regido por las carreras de autos. Ahí es donde a conoce a Vanellope von Schweetz, una niña despreciada por todos los demás, ya que es una "falla" técnica - sus pixeles aparecen y desaparecen como si fuera un pequeño virus de computadora.

Aunque las voces en inglés están a cargo de John C. Reilly, Sarah Silverman, Jane Lynch y Jack McBrayer, en Latinoamérica tenemos a María Antonieta de las Nieves "La Chilindrina" a cargo de la voz en español de Vanellope, en algo que simplemente no funciona. ¿Por qué? Porque uno no puede sacarse de la mente que es el personaje de la Chilindrina, con esa misma peculiar voz, intentando dar vida a un personaje completamente distinto. Resulta que Rich Moore, el director de la cinta animada, era fan de Chespirito, y por ello contrató a la señora De las Nieves.

"La gente de Disney me buscó porque el director, Rich, cuando era joven vivió cerca de la frontera de México con Estados Unidos y le tocó ver El Chavo del 8. Ahí fue donde me conoció, así que tenía ganas de que yo hiciera el doblaje, lo cual para mí representó un honor", dijo De las Nieves al diario Reforma.

Otra gran falla y ya casi costumbre insoportable en Latinoamérica para proyectos animados es que no pongan a disposición del público copias en inglés o el idioma original del proyecto. En México, al menos, no existe una sola copia en inglés, lo cual considero un insulto tanto a los creadores de la cinta, como al público cinéfilo en general, sobre todo tomando en cuenta la cada vez más creciente población extranjera en el país.

Pero más allá de mi berrinche por el asunto, "Ralph el demoledor" es una encantadora cinta con el típico mensaje positivo de Disney, en este caso sobre defender y luchar por tus ideales y lo que crees que es correcto, así como el poder y la importancia de la amistad.

Su éxito en taquilla (abrió en primer lugar con cerca de $50 millones de dólares) es fruto de su gran atractivo tanto conceptual como en ejecución, ya que tanto los chicos como sus padres que crecieron en los '70 y '80 tendrán algo que apreciar, debido a su atmósfera retro que te hace rememorar lo mejor del ambiente de las arcades . Tiene cosas tanto para niños (como "Hero's Duty"), como para niñas (en "Sugar Rush" - y de hecho, dos juegos reales basados en ellos serían un exitazo), pero más que nada anclado en el gran carisma de su protagonista, Ralph, con quien muchos pueden encariñarse e identificarse al instante. Un hit más para Disney.

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Wreck-It Ralph
PHOTO GALLERY
Wreck-It Ralph