iOS app Android app

Cuestionan presupuesto de Argentina para 2014

stumbleupon: Cuestionan presupuesto de Argentina para 2014   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Cuestionan presupuesto de Argentina para 2014   del.icio.us: Cuestionan presupuesto de Argentina para 2014

Por MICHAEL WARREN | October 10, 2013 06:51 AM EST | AP


BUENOS AIRES, Argentina — BUENOS AIRES, Argentina (AP) — El Congreso de Argentina está contando con un 2014 económicamente brillante que contempla un fuerte crecimiento de 6,2% y una inflación de apenas 10%.

Pero analistas económicos y legisladores de la oposición dicen que estos pronósticos son demasiado optimistas, que el Producto Interno Bruto (PIB) podría aumentar tan poco como 1% el próximo año y que la inflación se enfila al doble de los cálculos oficiales.

Los senadores aprobaron el presupuesto con votación de 40-27 el miércoles después de debatir más de 11 horas, mientras la presidenta Cristina Fernández se recupera de una operación para extraerle un coágulo subdural. La Cámara de Diputados lo aprobó hace dos semanas.

Aquí hay mucho en juego: declarar un crecimiento económico oficial de 3,2% o más para el próximo año podría detonar miles de millones de dólares en pagos de bonificación a los tenedores de deuda. El gobierno prometió esos incentivos hace años a los acreedores que tuvieron que dar por perdidos dos tercios de la deuda impagada de Argentina a cambio de nuevos bonos.

"El gobierno prevé un crecimiento que no es real; esto le costará al país 3.800 millones de dólares de deuda por el pago del cupón del PIB, cifra que no deberíamos pagar si el gobierno no mintiera", dijo el legislador de la oposición Federico Pinedo.

La economía argentina es mucho más débil que lo que los contadores del gobierno reportan y las estadísticas que Fernández cita en sus discursos sobre la "década ganada" están costando enormemente al país de muchas maneras, según sus detractores.

"Falta toda lógica en la manipulación de números de inflación y crecimiento", dijo Gabriel Torres, vicepresidente de Moody's Investors Service, la agencia de calificación de riesgo que analiza la deuda soberana de Argentina.

"Argentina paga de menos de lo que debe por sus deuda en pesos, estimamos que 20% menos, por mentir sobre inflación, incluyendo a su propia gente, porque gran parte de esa deuda en pesos la tiene ANSES. Y mientras, está pagando de más a los que tiene bonos en dólares ligados al crecimiento. Está pagando de más a extranjeros y de menos a su propia gente. No entiendo la lógica de esto".

El gobierno argentino rechaza tales críticas y plantea que su meta es la justicia social y no la ortodoxia económica.

Las cifras oficiales reflejan sus esfuerzos por controlar centralmente la economía, subsidiar a las mayores industrias, ajustar precios y controlar el flujo de divisas al punto que resulta casi imposible canjear legalmente pesos por dólares.

"Estamos consolidando políticas públicas que se desentienden de las políticas ortodoxas" como las de Europa, dijo Aníbal Fernández, senador del partido en el poder y presidente de la Comisión de Presupuesto, durante el debate del miércoles.

Prometió que el gasto del gobierno impulsaría la economía y bridaría un sólido crecimiento pese a las condiciones mundiales adversas, colocando más dinero en el bolsillo de los argentinos.

Las cifras de la inflación en Argentina han sido cuestionadas desde 2007, cuando el entonces esposo y predecesor de Fernández, Néstor Kirchner, hizo que personal nombrado por razones políticas cambiara la metodología de la agencia oficial de estadísticas, INDEC.

La baja inflación oficial evitó históricamente que los salarios y los precios al consumidor aumentaran aún más, pero ahora incluso aliados cercanos del gobierno exigen aumentos salariales de 25% o más para igualar los aumentos de precios en las tiendas.

Resulta difícil probar que el crecimiento del PIB es diferente de lo que declara el gobierno, porque los números se basan en una enorme cantidad de información, como análisis detallados de productividad de cada sector industrial.

Pero economistas de universidades de Buenos Aires y Harvard dijeron que hicieron exactamente eso y concluyeron que el crecimiento de Argentina habría sido mucho más lento si el gobierno hubiera mantenido la misma metodología usada durante 25 años antes de 2007.

"De acuerdo con números oficiales, Argentina es el 'campeón del crecimiento' de toda la región: Su crecimiento acumuló un impresionante 99%, que es más del doble del promedio de la región", de 2002 a 2012, concluyó el economista Ariel Coremberg en el estudio.

Sin embargo, un análisis más minucioso reveló que el crecimiento real de Argentina fue casi 30 puntos menos (71 durante la década, indicó.

Pero la selección de cifras razones políticas abrió de hecho una caja de Pandora, lo que hizo imposible evitar la distorsión de otros indicadores, como la distribución de ingresos y la pobreza, subrayó el informe.

"En este momento, por ejemplo, Argentina tiene una tasa oficial de pobreza menor que la de muchos países desarrollados, como Suecia, Finlandia y otros países europeos nórdicos con los mejores indicadores de bienestar del mundo", señaló el reporte.

Senadores de la oposición citaron manipulación de estadísticas y argumentaron contra la aprobación del presupuesto el miércoles, pero el partido en el poder contó con los votos para aprobarlo.

El senador Carlos Reutemann dijo que al subestimar la inflación es más probable que el gobierno recabe ingresos que pueden gastarse sin aprobación del Congreso porque no estaban contemplados en el presupuesto.

"El Ejecutivo es una aspiradora que usa todas las cajas", se quejó Reutemann. "Este presupuesto está alejado de la realidad".

___

Los periodistas de The Associated Press Almudena Calatrava y Luis Andrés Henao contribuyeron a este despacho.

___

Michael Warren está en Twitter como: @mwarrenap