iOS app Android app

Leyland renuncia como mánager de los Tigres

stumbleupon: Leyland renuncia como mánager de los Tigres   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Leyland renuncia como mánager de los Tigres   del.icio.us: Leyland renuncia como mánager de los Tigres

Por NOAH TRISTER | October 21, 2013 08:45 PM EST | AP

Compare other versions »

DETROIT — DETROIT (AP) — Una foto de Jim Leyland apareció en la pantalla gigante del Comerica Park, junto a la "D'' gótica que es símbolo del equipo y un mensaje muy sencillo. "Gracias, Jim", decía.

Después de ocho temporadas como piloto de los Tigres, en las que conquistó tres títulos divisionales y dos gallardetes de la Liga Americana, Leyland renunció el lunes.

La voz se le quebró por momentos. En otros, debió limpiarse las lágrimas con las manos, mientras anunciaba que se marcha, dos días después de que Detroit cayó ante los Medias Rojas de Boston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Ha sido emocionante", dijo Leyland, de 68 años, durante una conferencia de prensa en el parque. "Vine aquí para hacer que jugadores talentosos actuasen como un equipo, y creo que lo logramos. Hemos ganado algunas cosas, y estoy agradecido por haber sido parte de eso".

Leyland debutó como manager con los Piratas de Pittsburgh en 1986. Desde Barry Bonds hasta Miguel Cabrera, ha dirigido a algunos de los astros más fulgurantes de este deporte, y ha participado de algunos de los juegos más memorables durante el último cuarto de siglo.

En 1992, sus Piratas perdieron el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, cuando Atlanta remontó en la parte baja de la novena entrada. Cinco años después, Leyland ganó su único título de la Serie Mundial como piloto, cuando los Marlins de Florida derrotaron a los Indios de Cleveland en un electrizante séptimo juego, que requirió de 11 innings para dirimirse.

Ha vivido algunos de los momentos más dulces que el béisbol puede ofrecer, pero también pasó por periodos tortuosos de reconstrucción de equipos, en Pittsburgh y Florida.

Tras una temporada con los Rockies de Colorado, Leyland estuvo al margen de la pelota entre 2000 y 2005, cuando los Tigres lo contrataron. Leyland guió a Detroit de inmediato a la Serie Mundial en 2006, y cayó con San Luis en cinco juegos. Los Tigres avanzaron de nuevo al Clásico de Otoño en 2012, pero fueron barridos por San Francisco.

Leyland trabajó con contratos por un año en las últimas dos campañas, y dijo que prefería esperar a que concluyera cada una de esas temporadas antes de decidir si volvería. A finales de esta campaña, se mostró meditabundo, y dijo a los reporteros que había dirigido ya a los Tigres durante más tiempo del que esperaba. Pero en septiembre, afirmó también que seguía amando el ambiente, la competencia y el desempeño de su equipo.

De hecho, dijo al gerente general Dave Dombrowski a comienzos de septiembre que no quería regresar como manager. Espera seguir colaborando con la organización, tras una foja de 700-597 como piloto de los Tigres.

"No me estoy retirando totalmente hoy. Simplemente no estaré más en el dugout", dijo.

Los Tigres esperan dar pelea otra vez el año próximo. Son uno de los equipos más interesantes de las mayores, con estrellas de la talla del venezolano Cabrera, Justin Verlander y Max Scherzer que ayudan a ganar encuentros y a traer público al Comerica.

Detroit seguramente conservará a la mayoría de sus peloteros la próxima temporada, pero tendrá que encontrar un piloto capaz de reemplazar a Leyland, quien siempre fue muy elogiado por la forma en que mantiene la concentración de los veteranos.

Kirk Gibson, quien ganó con los Tigres la Serie Mundial de 1984 como pelotero, dirige ahora a los Diamondbacks. Pero el presidente de Arizona, Derrick Hall, ha tratado de apagar cualquier especulación acerca de que Gibson se marchará a los Tigres.

"No daremos permiso (para que los Tigres hablen con Gibson) si se nos solicita, porque lo queremos aquí, y él me dijo esta mañana que no tiene interés en irse", dijo Hall.

Los peloteros de Detroit se enteraron de la renuncia de Leyland después del juego del sábado en Boston, donde los Medias Rojas ganaron el sexto y definitivo encuentro de la serie.

"Estás cabizbajo, perdiste recién y la temporada se acabó. Y luego Jim nos suelta una bomba", dijo el jardinero Torii Hunter. "Yo tenía un presentimiento de que éste sería su último año. Durante todo el año él se mostró muy emotivo y yo lo percibía".

Leyland dijo que no se hizo el anuncio el sábado porque no quiso robar cámara a la victoria de los Medias Rojas. Sin embargo, fue sincero sobre lo dolorosa que resultó la derrota.

"Con el debido respeto a los Medias Rojas, que ganaron y se merecen estar donde están, creo sinceramente que los Tigres deberían estar jugando aquí mañana", señaló. "Esto es algo que cargaré por siempre, algo que me duele realmente, porque sentí de verdad que dejamos escapar la serie".