iOS app Android app

Niño que mató a su padre en EEUU aguarda sentencia

stumbleupon: Niño que mató a su padre en EEUU aguarda sentencia   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Niño que mató a su padre en EEUU aguarda sentencia   del.icio.us: Niño que mató a su padre en EEUU aguarda sentencia

Por AMY TAXIN y GILLIAN FLACCUS | October 24, 2013 09:46 PM EST | AP


SANTA ANA, California, EE.UU. (AP) — El chico rubio tenía 10 años cuando puso una pistola en la cabeza de su padre neonazi mientras dormía y jaló el gatillo.

Todo terminó en un instante para Jeff Hall; sin embargo, decidir la suerte de su atribulado hijo ha sido un proceso de dos años y medio que llega el viernes a la etapa final, con una audiencia en la que se determinará dónde pasará el muchacho sus años de adolescente y posiblemente sus primeros años de adulto.

El juez del caso debe decidir no cómo castigar a un menor por homicidio en segundo grado sino cómo rehabilitar a alguien que crecía entre maltratos al interior del hogar, que agredía a sus maestros de escuela y a quien se adoctrinaba en las creencias de la supremacía blanca.

Los abogados defensores han debatido durante meses qué sería lo más conveniente para el chico, hoy de 13 años.

El menor fue remitido al centro de detención juvenil del condado desde el homicidio, pero pasó alrededor de tres meses en un centro estatal de detención de jóvenes, donde se evaluó si colocarlo ahí respondería a sus necesidades. Diversas personas de ese centro de detención tienen previsto testificar en la audiencia.

En este tiempo, el pequeño que hacía garabatos en un cuaderno y parecía aburrido durante su juicio mientras los fiscales mostraban fotografías del cadáver ensangrentado del padre se ha convertido en un adolescente larguirucho más concentrado que nunca.

Asiste a clases, recibe terapia regular y ha progresado en el control de sus arranques violentos por los que fue expulsado de cada escuela a la que asistió.

Incluso se ha ganado al paso del tiempo el afecto del fiscal que consiguió que lo declararan culpable.

"Me he apegado a él de una manera extraña. Me da gusto verlo crecer y cambiar; estoy convencido de que ha mejorado en un ambiente penal casi militar", dijo el fiscal federal Michael Soccio. "Parece gustarle, sabe cuáles son las reglas y qué se espera de él, además de que se le trata con dignidad".

Por eso Soccio cree que el muchacho estaría mejor en el sistema de justicia juvenil del estado, donde asistiría a la escuela y viviría en una instalación de alta seguridad para jóvenes infractores, posiblemente hasta los 23 años.

Pero los abogados defensores dicen que el joven tiene graves discapacidades emocionales que el estado no puede manejar. Quieren que sea enviado a un centro residencial de tratamiento, donde la seguridad es menos estricta y la terapia más intensa.