iOS app Android app

Granada conmemora aniversario de invasión

stumbleupon: Granada conmemora aniversario de invasión   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Granada conmemora aniversario de invasión   del.icio.us: Granada conmemora aniversario de invasión

Por DANICA COTO y LINDA STRAKER | October 29, 2013 02:59 PM EST | AP

Compare other versions »

ST. GEORGE'S, Granada (AP) — Los aviones empezaron a llegar alrededor de la madrugada, y el rugir de sus motores despertó a los habitantes de esta pequeña nación caribeña donde pocos días antes, un grupo de militares había tomado el poder y había ejecutado al primer ministro.

Más de 7.000 infantes de marina y paracaidistas del ejército estadounidense invadieron la isla ante los aplausos de muchos de los habitantes, que conmemoran la intervención armada de 1983 como un feriado nacional llamado "Thanksgiving Day" ("Día de Acción de Gracias").

Unas 100 personas perdieron la vida en la operación militar denominada "Urgent Fury".

Docenas de veteranos militares estadounidenses, granadinos y ex estudiantes de medicina norteamericanos que fueron evacuados en esa misión asistieron a una ceremonia para conmemorar el evento, una de las intervenciones militares más populares en la memoria reciente para los norteamericanos, y que fue para ese entonces la mayor intervención armada de Washington en el extranjero desde la Guerra de Vietnam.

"Las fuerzas estadounidenses detuvieron el derramamiento de sangre, y por ello les estamos eternamente agradecidos", declaró el primer ministro granadino Keith Mitchell en una ceremonia. "Es por ello que hoy en día podemos disfrutar de los principios democráticos, principios que a veces olvidamos".

Meses antes de la invasión, el entonces presidente Ronald Reagan había denunciado que la Unión Soviética estaba tramando expandir su influencia en el Caribe y que trabajadores cubanos estaban construyendo una pista de aterrizaje en Granada para el uso de aviones militares soviéticos.

El 19 de octubre de 1983, el primer ministro marxista Maurice Bishop, tres de sus ministros y otros cuatro funcionarios fueron ejecutados por una facción radical de su partido, que era respaldado por Cuba, por órdenes del entonces viceprimer ministro Bernard Coard.

Seis días después, Reagan despachó a las fuerzas armadas a tomar la nación, respaldados por unos centenares de efectivos de países caribeños.

Reagan justificó la intervención armada como necesaria para proteger a unos 600 estudiantes de medicina en la Universidad de St. George, pero tanto la ONU como Gran Bretaña y Canadá criticaron la gestión, a la que calificaron de violación de la ley internacional.

Las razones esgrimidas para la invasión carecían de fundamento, aseveró Stephen Zunes, profesor de política internacional de la Universidad de San Francisco.

"El golpe en Granada le dio a Estados Unidos la excusa, y debido a que estaban tan asombrados y sorprendidos por lo que había sucedido, los habitantes en gran parte aplaudieron la invasión, que probablemente hubieran repelido si hubiese ocurrido cuando Bishop estaba aún en el poder", comentó.

Zunes señaló que el gobierno de Reagan ya desde hace algún tiempo estaba tratando de socavar al gobierno de Bishop, y que la invasión le trazó los destinos a Granada en cuanto a su economía y su política: de un sistema socialista la orientó hacia uno capitalista.

Charles Modica, el director de la Escuela de Medicina en ese entonces, dijo que había solicitado la opinión de los alumnos y que un 90% de ellos no deseaba ser evacuado.

"Yo reaccioné muy mal en ese entonces", aseguró, pero admitió que con los años su opinión se ha atenuado.

"El Día de Acción de Gracias es muy importante aquí, y hay que reconocerlo", señaló.

En las primeras horas de la invasión, los soldados salieron saltando de los aviones, tras haber recibido órdenes de evacuar a los estudiantes.

"Se suponía que no íbamos a estar allá más de unas horas", recuerda el sargento del ejército, hoy retirado, Scott Breasseale. "Pero todos sabemos que las cosas no siempre funcionan como deben una vez que empiezan los disparos o si la información cambia".

El doctor Robert Jordan, quien era profesor universitario en ese entonces en Granada, se había encaramado al tejado de una casa para observar a los aviones y helicópteros aterrizando.

"Al principio pensé que eran unas maniobras militares, sentía como si estuviese en medio de una película, hasta que vi como un helicóptero era derribado y me di cuenta que esto es de verdad", comentó.

Jordan y unos 30 estudiantes se refugiaron en el apartamento del subdirector de la escuela, C.V. Rao, y colocaron colchones en las puertas y ventanas para evitar cualquier efecto de los estallidos.

"Había mucha tensión ... uno no sabía lo que estaba pasando", dice Jordan. "Pero al mismo tiempo era una fiesta, nos quedaba un poco de ron, y fue como una fiesta durante un huracán".

Junto con Rao convencieron a un obrero de la universidad que trajera un autobús para llevar a los estudiantes a la universidad, donde esperaron la llegada de los soldados estadounidenses.

"Estábamos todos tirados en el piso boca abajo. Fue entonces que llegaron los helicópteros con los marines", dijo Rao. "Abrieron las puertas y dijeron: 'Somos la misión de rescate'''.

Breasseale dijo que su mejor momento de la invasión fue ver a los estudiantes norteamericanos al abordar los helicópteros.

"Vi lo felices que estaban y cómo se abrazaban", declaró. "Me sentí sumamente orgulloso".

El peor momento, dice, fue al tercer día. Estaba en uno de los helicópteros cuando vio que otros tres se estrellaban.

"Habíamos volado hasta toparnos con una situación muy difícil, recibimos fuego enemigo, hubo errores de piloto, decisiones tácticas que probablemente no fueron las más acertadas, ... es un recuerdo que me durará toda la vida", reflexionó.

Breasseale dijo que irá al lugar donde cayeron las aeronaves. Fue su primera viaje a Granada desde la invasión, y quería rendir homenaje a los que perdieron la vida.

___

Danica Coto reportó desde San Juan, Puerto Rico.