iOS app Android app

Alcalde Bogotá destituido dice que sigue en cargo

stumbleupon: Alcalde Bogotá destituido dice que sigue en cargo   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Alcalde Bogotá destituido dice que sigue en cargo   del.icio.us: Alcalde Bogotá destituido dice que sigue en cargo

Por CÉSAR GARCíA | December 9, 2013 10:02 PM EST | AP

Compare other versions »

BOGOTA, Colombia (AP) — El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, llamó a la población a movilizarse en contra de la decisión de la Procuraduría General y dijo que se mantiene en el cargo tras ser destituido por ese organismo, al que acusó de haber dado un golpe de estado contra el gobierno capitalino.

El alcalde de Bogotá es el segundo funcionario de elección popular más importante de Colombia después del presidente de la República.

Petro, un reconocido líder de izquierda, fue inhabilitado para ejercer funciones públicas por 15 años, informó el procurador Alejandro Ordóñez.

"Sigo siendo el alcalde mayor de Bogotá" hasta que una decisión contraria quede en firme, aseguró Petro una intervención televisada por el canal público de la capital. Acompañado de su esposa y dos de sus hijos, dijo haber dado la orden a todos sus funcionarios de "gobernar hasta el último momento".

"Nosotros tenemos la frente en alto. No tenemos de qué arrepentirnos... Gobernamos con cero corrupción", sostuvo Petro en su corta intervención, a la vez que invitó a la ciudadanía a movilizarse en paz para rechazar el anuncio del procurador Ordoñez.

Tras la declaración, salió al balcón del palacio local, en el centro de Bogotá, donde se habían concentrado unos 40.000 seguidores, algunos de ellos empleados públicos, que atestaron el lugar para respaldarlo.

Con pitos y pancartas, los manifestantes gritaban a una sola voz: "Petro, amigo, el pueblo está contigo".

Petro vinculó la decisión del procurador Ordónez, reconocido por sus posturas conservadoras, con acciones pasadas de sectores de la extrema derecha colombiana, a quienes tildó de "fascistas" que masacraron a cientos de civiles y a miembros de fuerzas políticas de izquierda.

Acusó a Ordóñez de quitarle sus derechos políticos "manipulando la norma y rompiendo la Constitución y rompiendo el estado de derecho".

En opinión de Petro, el Procurador busca con el anuncio de destitución "lanzar un mensaje de guerra sobre La Habana" o sabotear las negociaciones de paz que allí adelanta, desde 2012, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que dejen las armas y eventualmente hagan política.

"Le decimos a quienes están de parte del gobierno y de parte de las Farc, en La Habana, que no retrocedan ante la paz", demandó.

Petro, durante su discurso de casi una hora y media ante un encendido auditorio que aplaudía y coreaba arengas, desafió al presidente Juan Manuel Santos a rechazar o a acatar la que llamó una "decisión arbitraria" del Procurador.

El burgomaestre, un ex senador de 53 años con un pasado de militancia en la ya pacificada guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), invitó a iniciar una "revolución democrática y pacífica" y se autonombró líder del "movimiento de los indignados en Colombia". Convocó a sus seguidores para que el martes se congregaran nuevamente en la céntrica Plaza de Bolívar a partir de las 4 de la tarde (21.00 GMT).

Tras el cierre del discurso, la mayoría de las personas abandonaron la Plaza sin que se registraran disturbios, según confirmó en diálogo telefónico el jefe operativo de la policía de Bogotá, coronel Juan Carlos Vargas.

La Procuraduría "impuso como sanción al señor Gustavo Francisco Petro Urrego...la destitución del cargo y la inhabilidad general por el término de 15 años para ejercer funciones públicas", dijo el procurador Ordóñez.

La sanción fue impuesta por "falta gravísima" en el caso sobre un cambio en el sistema de recolección de basuras de la ciudad —de ocho millones de habitantes— en diciembre del año pasado, dijo el Procurador.

"Específicamente se demostró... (que) se vulneraron los principios constitucionales de libre empresa y competencia" con la decisión del alcalde, dijo Ordóñez. Por tres días la ciudad estuvo regada de bolsas de basura y se dejaron de recoger entre 6.000 a 9.000 toneladas de basura, dijo el Procurador.

Petro "sabía que sus decisiones eran irregularidades" y que "vulneraron principios constitucionales de libre empresa y competencia", añadió Ordóñez, visto como un funcionario conservador y muy criticado en la prensa por decisiones y declaraciones para oponerse a temas como las uniones de parejas del mismo sexo y el aborto.

El gobierno del presidente Santos manifestó en un comunicado por internet que "respeta la decisión de la Procuraduría General de la Nación, así como los recursos que a bien tenga interponer y a los que tiene derecho el señor Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro".

La decisión puede ser apelada ante el propio despacho del Procurador, quien paradojalmente fue elegido para el cargo en 2008 con el apoyo de Petro, en aquel entonces senador.

Ordóñez no dijo si la destitución era inmediata, pero el abogado constitucionalista Juan Manuel Charry indicó en diálogo telefónico que el alcalde seguirá despachando desde la Alcaldía hasta tanto la decisión quede "en firme" o que el fallo de la Procuraduría sea ratificado, lo que puede demorar varias semanas, opinión en que coinciden otros constitucionalistas.

Tampoco quedó claro de inmediato qué sucederá en caso de que la decisión sea ratificada y Petro deba salir del cargo.

Pero legisladores, concejales de Bogotá y ex funcionarios explicaron a la AP en entrevista telefónica que si la Procuraduría ratifica la destitución, entonces Santos debe designar a un encargado. Luego, en un lapso de dos meses, contados a partir de la ratificación, Bogotá acudiría nuevamente a comicios para elegir un nuevo alcalde.

Petro, a quien le ha renunciado una veintena de sus funcionarios, ha sido criticado en su gestión sobre temas tan susceptibles como la movilidad, la seguridad y el desempleo. La capital colombiana en 2012 registró 1.283 homicidios por cada 100.000 habitantes, superada por la ciudad de Cali con 1.861, según las últimas cifras de la policía nacional. En tanto, la tasa de desempleo de Bogotá fue de 8,3% en octubre pasado, en comparación a la cifra nacional fijada en 7,8%. No obstante, Medellín, la segunda ciudad de Colombia se ubicó por encima con 9,7%.