iOS app Android app

Algunos en Ucrania ruegan por mano dura de Rusia

stumbleupon: Algunos en Ucrania ruegan por mano dura de Rusia   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Algunos en Ucrania ruegan por mano dura de Rusia   del.icio.us: Algunos en Ucrania ruegan por mano dura de Rusia

Por JOHN-THOR DAHLBURG | March 12, 2014 02:14 PM EST | AP


LUGANSK, Ucrania (AP) — Lidia Gany consumía té y pan, el único alimento que le permiten sus ingresos últimamente, y vistiendo su sacón de lana con cuello púrpura de imitación de piel se dirigía a la plaza central de esta ciudad industrial en ruinas en el este de Ucrania para reunirse con otras personas de etnia rusa y suplicar a Moscú que envíe sus fuerzas armadas para protegerlos.

"Sólo Rusia puede salvarnos", dijo la mujer pensionada de 74 años de edad, haciendo la señal de la cruz.

Desde que ingresaron a Crimea soldados rusos, y que legisladores de esa región agendaron un referéndum para el domingo en el que los votantes decidirían si se unen o no a Rusia, la atención mundial se ha enfocado en el destino de la exuberante península ubicada en el Mar Negro. Pero aquí en el oriente de Ucrania, una zona industrial de carbón mineral, donde han vivido cantidades enormes de rusos durante más de dos siglos, una fuerte mezcla de depresión económica, solidaridad étnica y nostalgia por la certidumbre del pasado soviético ha hecho que muchos exijan el derecho de convertirse también en parte de Rusia.

"Yo estoy a favor de vivir en un país, sin fronteras, como era antes. Como los dedos en mi mano", dijo Lyudmila Zhuravlyova, de 60 años, quien firmó la petición solicitando la intervención militar del presidente ruso Vladimir Putin para detener la "persecución política y aniquilación física de la población ortodoxa y de habla rusa".

En Lugansk y otras ciudades del este de Ucrania, algunos hombres han formado grupos milicianos como "Guardia Lugansk" y "Asistente del Pueblo" en momentos en que abundan en los noticieros rusos historias de supuestas atrocidades relacionadas a ataques a personas de etnia rusa y judíos en Ucrania, ayudando a incentivar el movimiento separatista y las ansiedades que subyacen. The Associated Press y otros medios internacionales de comunicación no han encontrado evidencia de persecución.

El domingo, en un posible augurio de más problemas por venir, manifestantes prorrusos invadieron las oficinas del gobierno regional y obligaron al gobernador Mijaíl Bolotskih a firmar una carta de renuncia.

"Entre ellos había jóvenes agresivos intoxicados, en condición inapropiada, con bates, palos, y era obvio que portaban otro tipo de armas", dijo el martes el gobernador, quien es designado por las autoridades centrales de Ucrania.

Bolotskih señaló que firmó la carta sólo para proteger a las aterradas mujeres y niños y otras personas que se habían refugiado en el edificio por temor a las multitudes prorrusas. Después de negociaciones que se prolongaron toda la noche, los invasores se retiraron y el gobernador pudo regresar a su oficina en el segundo piso. El martes tres policías ucranianos corpulentos protegían la escalinata principal del edificio.

La ciudad ubicada en el extremo oriental de Ucrania fue fundada a fines del siglo XVIII por Catalina la Grande como una fundición para fabricar cañones y balas de cañón para el Ejército Imperial Ruso. En la época soviética albergó una de las prestigiosas fábricas de trenes de vapor lujosos, dignos del dictador José Stalin.