iOS app Android app

Maduro acepta testigo para mediar en Venezuela

stumbleupon: Maduro acepta testigo para mediar en Venezuela   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Maduro acepta testigo para mediar en Venezuela   del.icio.us: Maduro acepta testigo para mediar en Venezuela

Por ANDREA RODRIGUEZ y FABIOLA SANCHEZ | March 27, 2014 09:58 PM EST | AP

Compare other versions »

CARACAS, Venezuela (AP) — El presidente Nicolás Maduro aceptó una recomendación para designar un "testigo de buena fe" que se encargue de facilitar los diálogos entre el gobierno y la oposición, informó el jueves una comisión de cancilleres de la Unasur.

En el comunicado de la comisión no se ofrecieron detalles sobre cómo se designará este testigo de buena fe ni si será nacional o extranjero.

Por la noche, Maduro dijo que aceptaría que el mediador sea un grupo de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas o incluso alguien designado por la iglesia.

Pero expresó dudas de que la oposición se siente a la mesa.

Los cancilleres "me propusieron varias cosas, y yo les dije, la oposición así yo les cumpla todo lo que ellos piden... no quiere dialogo, no quiere reunirse. Ustedes saben por qué, porque no quieren la paz", manifestó Maduro.

"El que quiere paz va a dialogar aunque sea en el infierno, no está imponiendo condiciones", agregó el mandatario, quien reiteró que lo que la oposición en realidad busca es terminar con el gobierno.

En cambio, el comunicado de la comisión reconoció "la disposición al diálogo de todos los sectores, los cuales manifestaron la necesidad de moderar el lenguaje, generando así un ambiente pacífico que favorezca las conversaciones entre el gobierno y los distintos actores políticos, económicos y sociales del país".

Los cancilleres hicieron un llamado a las partes a deponer todas las acciones violentas, y se comprometieron a dar continuidad al proceso en los próximos días en las reuniones de la comisión.

En la oposición vieron con buenos ojos la designación de un testigo o mediador, y el diputado Andrés Velásquez, del partido La Causa R, indicó que la mediación era uno de los cinco puntos propuestos por la oposición.

"Este es un gobierno que para nosotros... merece mucha desconfianza y por eso la petición (del testigo)", manifestó Velásquez en una entrevista telefónica.

Durante la jornada, el vicepresidente Jorge Arreaza anunció también que Maduro aceptó por sugerencia de la comisión de cancilleres de la Unasur crear un consejo de derechos humanos "que dependa directamente del Ejecutivo nacional".

"El presidente, en diálogo con la canciller María Angela Holguín de Colombia... inmediatamente aceptó esa sugerencia, como aceptó otras", comentó Arreaza a la televisora estatal.

Según el vicepresidente, se recibirán allí las denuncias de presuntas violaciones a los derechos humanos. El organismo estaría integrado por representantes comunales, organizaciones no gubernamentales y otros.

El Foro Penal Venezolano, una organización no gubernamental, solicitó a los cancilleres de la Unasur la constitución de una "Comisión de la Verdad" integrada por todos los sectores políticos y sociales, así como por personalidades internacionales, para investigar las recientes denuncias de violaciones a los derechos humanos, anunció el jueves Gonzalo Himiob, uno de los representantes de esa organización.

Himiob dijo a la prensa que el Foro entregó a los cancilleres un informe con 59 denuncias de casos de torturas y 1.919 detenciones, entre los que hay algunos que afirman haber sido víctimas de maltratos y tratos "crueles" cuando fueron arrestados por militares y policías. Solo 86 de los detenidos permanecen recluidos en centros carcelarios con procesos judiciales.

La delegación de cancilleres de la Unasur —integrada por 12 países de la región— visitó Caracas martes y miércoles para interiorizarse sobre la situación política y social en el país.

La comisión logró reunirse con casi todos los actores políticos venezolanos, desde Maduro hasta líderes opositores, pasando por personalidades religiosas y estudiantes, un sector radicalizado que inicialmente se negó a cualquier diálogo con el gobierno.

Desde Colombia, el presidente Juan Manuel Santos indicó el jueves que se creó un grupo de tres cancilleres de Unasur —a quienes no identificó— para que dé seguimiento a un diálogo entre el oficialismo y la oposición.

"A todos nos interesa que la situación en Venezuela mejore, a todos nos duele Venezuela y queremos que esa situación se normalice", dijo Santos. "La oposición tenía una serie de condiciones para que ese diálogo se diera, aparentemente el gobierno (de Maduro) anoche aceptó" esas condiciones, agregó.

Posteriormente, la canciller Holguín aseguró que será el gobierno de Venezuela quien decidirá qué países serán esos. "Estamos todos a la disposición", dijo la funcionaria.

Al hablar sobre las acciones que cumplieron los ministros suramericanos, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño dijo en la víspera que buscaron "favorecer las condiciones para que todos contribuyan al diálogo político en Venezuela y se disminuya el nivel de conflictividad... y se detenga totalmente la violencia y las muertes que se han producido en este país".

"No hemos querido convertirnos en jueces, porque es imposible que Unasur se convierta en juez. Hemos venido acá a respaldar un régimen democrático, pero también a escuchar aquellas personas u organizaciones políticas y sociales que tienen diferencias con el gobierno", agregó Patiño en un comunicado de la cancillería ecuatoriana.

Además de Holguín y Patiño, entre los cancilleres que viajaron a Venezuela estuvieron el argentino Héctor Timerman, el boliviano David Choquehuanca, el uruguayo Luis Almagro y el brasileño Luiz Alberto Figueiredo.

Desde febrero, Venezuela se ha visto sacudida por las protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, contra la galopante inflación —que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57,3%_, el desabasto y un alto índice de delincuencia.

Las protestas de las últimas semanas han dejado al menos 32 muertos.

Maduro afirma que las manifestaciones son parte de un plan de la oposición para promover un golpe de Estado en coordinación con grupos estadounidenses. Los opositores refutan esas acusaciones.

___

Los corresponsales de AP en Bogotá, Vivian Sequera, y en Quito, Gonzalo Solano contribuyeron a este despacho.

___

Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP