THE BLOG
08/07/2014 04:36 pm ET | Updated Oct 07, 2014

Atrocidades cometidas por la Iglesia Católica a lo largo de la historia: La humanidad tiene memoria

  • Galileo Galilei
    Galileo Galilei descubrió a través de un telescopio diseñado por él mismo, que Júpiter contaba con lunas que giraban en torno a dicho planeta, comprobando así, que las órbitas obedecen a las leyes de gravedad y no a las de la Tierra como la Iglesia decretaba. El modelo astronómico conocido como heliocentrismo en el cual los planetas giran alrededor del Sol fue propuesto un siglo anterior por el polaco Nicolás Copérnico y apoyado convincentemente por Galileo Galilei, quien viajó a Roma promoviendo estas ideas, lo que provocó que la Iglesia lo considerara un hereje y lo condenara mediante la Inquisición que lo retuvo bajo arresto domiciliario durante los últimos 9 años de su vida.
  • William Tyndale
    Reconocido inglés y figura clave del protestantismo fue quien tradujo por primera vez la Biblia al inglés y hebreo, además de ser el primero en imprimirla al inglés. Tyndale desafió al Papa imprimiendo miles de ejemplares del Nuevo Testamento para que tuviera acceso a él la gente común, lo cual fue tomado como un claro desafío para las conveniencias de la Iglesia que más tarde comenzó a confiscar los escritos y a quemarlos. En 1535 Tyndale fue encarcelado y un año más tarde fue amarrado a una estaca para ahorcarlo y quemarlo de manera pública.
  • Juana de Arco
    Jeanne DÁrc fue una francesa que tuvo una visión donde Dios le indicaba expulsar a los ingleses de Francia cuando esta nación estaba ocupada por Inglaterra. En 1429, con solo 17 años, convenció al rey Carlos VII de liberar a su nación y encabezó al ejército francés junto con importantes generales para tomar la ciudad de Orleans y sacar a los invasores, aunque más tarde fue capturada por los borgoñeses y entregada a los ingleses, quienes con apoyo de los clérigos, la condenaron brutalmente, no por haber sostenido el escuchar la voz de Dios, sino por haber usado ropa de hombre en la cárcel --lo cual era considerado una herejía y en un juicio lleno de datos infundados por el obispo Cauchon, fue quemada viva en la hoguera en la ciudad de Ruan.
  • Jan Hus
    Teólogo y filósofo checo de los primeros en criticar abiertamente la corrupción moral, los abusos, las ventas de indulgencias y la riqueza acumulada de la Iglesia. Hus proponía una Iglesia pobre y sonsacaba al pueblo para desobedecer a los sacerdotes, puesto que desde su opinión, eran evidentemente pecadores por permitir semejantes abusos. Pensaba que el Papa era el mismo anticristo por solapar tantas atrocidades, por lo que fue condenado por traidor y hereje y quemado en la hoguera en 1415, sus últimas palabras fueron: "Van a asar a un ganso, pero en un siglo se encontrarán con un cisne que no podrán asar".
  • La Santa Inquisición
    Este término se refiere a las instituciones eclesiásticas que suprimían la herejía a partir de la Edad Media hasta 1800, o sea casi 7 siglos de persecución a personas señaladas como brujas, homosexuales, herejes, blasfemos, vagos, borrachos desobedientes y hasta animales. Los juicios dictados por la "Santa Iglesia" incluían acarreos, vejaciones, torturas y la humillación pública para después quemar el cuerpo al martirizado. Los métodos y objetos de tortura eran diversos dependiendo el caso, pero los más sobresalientes eran: "la dama de hierro", que no era más que un ataúd lleno de picos que se enterraban en el cuerpo al cerrarlo, y "la Cuna de Judas" que era una pirámide puntiaguda de hierro o madera donde se dejaba caer a la víctima sentada.
  • La persecución de brujas
    Alrededor de 100,000 personas fueron bestialmente asesinadas entre el siglo XVI y XVIII por La Iglesia Católica, quien orquestó una de las más espantosas masacres de la historia mediante la persecución y tortura de mujeres y hombres señalados por practicar brujería bajo la doctrina de que habían sido procreados por Satanás. La Iglesia presionó a la población para denunciar cualquier signo de brujería como lunares en el cuerpo, blasfemias, temor a los interrogatorios y saber nadar (puesto que solo el diablo podía enseñar a dominar el agua), los cuales eran motivos suficientes para ser sospechosos y capturadas(os) por la gente común que, manipulada por las ideas clericales, asesinaba a las victimas flagelándolas, torturándolas, desollándolas, castrándolas, destripándolas, descuartizándolas, asfixiándolas o triturándolas.
  • Las Cruzadas
    Estas campañas militares orquestadas desde el Vaticano tuvieron como objetivo restablecer el control cristiano sobre Tierra Santa entre el siglo XI y XIII, aunque algunas se prolongaron hasta el siglo XV en España y el oriente de Europa. Fue una intensa persecución infame que duró más de 200 años y se cobró la vida de miles de seres humanos, musulmanes primordialmente, pero también judíos, rusos, eslavos, paganos, mongoles, cristianos ortodoxos griegos, valdenses, prusianos, cátaros, husitas y en general todo aquél considerado infiel por no practicar el cristianismo y oponerse a los mandatos del Papa.
  • Evangelización de América
    La evangelización del "Nuevo Mundo" estuvo plagada de abusos y atrocidades, la imposición de la religión católica en América implicó la destrucción del legado cultural y religioso de las culturas prehispánicas. Los "indios" eran considerados en muchos casos herejes por su natural cosmovisión y, junto con los conquistadores, la Iglesia católica solapó y en algunos casos fue parte del maltrato y asesinato de innumerable cantidad de personas que se rehusaban a adoptar las nuevas costumbres extranjeras.
  • La Legión de Cristo
    En 1941 en la Ciudad de México fue fundada por Marcial Maciel la congregación católica con derecho pontifico más escandalosa de la historia contemporánea de la Iglesia. En 2006 su fundador fue removido por el Papa Benedicto XVI sin razones específicas pero en 2009 los superiores de la Legión reconocieron en un comunicado público que su fundador Marcial Maciel había incurrido en actos inmorales como abusos sexuales a seminaristas y menores de edad, relaciones estables con mujeres con las que procreó hijos de los que también abusó así como fraude, extorsión y drogadicción. Este hombre aberrante murió a los 87 años en EE.UU. sin haber sido juzgado por la ley ni por la misma Iglesia, a la que se le imputa (bajo el mandato de Juan Pablo II) haber callado al respecto aún teniendo conocimiento de los hechos.

Y así podemos seguir describiendo casos espeluznantes en los que la Iglesia formó parte de manera directa o simplemente haciendo caso omiso, como en el genocidio de Ruanda, el holocausto nazi, el gran fraude del Banco del Vaticano, el verdadero papel del ala anticomunista Opus Dei, los lazos con la dictadura militar argentina comandada por Videla, o con Pinochet en Chile o con Franco en España, por citar solo algunos. La auténtica espiritualidad se encuentra más allá de los dogmas religiosos y ya en pleno siglo XXI va siendo hora de despertar la conciencia y abrir los ojos para conocer la verdad histórica de la institución religiosa que ha mentido, abusado y manipulado a gran parte de la humanidad durante siglos.