THE BLOG
01/10/2013 09:00 am ET | Updated Mar 12, 2013

Me-shi-co, la nueva meca espiritual

meshico

A pesar de toda su oscuridad el lado luminoso de esta nación se encuentra más radiante que nunca. En el presente el centro de la espiral parece estar girando sobre este puente natural entre océanos y continentes, tierra ancestral de profundas civilizaciones y culturas, de cálidos mares y montañas, de selvas tropicales y desiertos que se tienden sobre la zona arqueológica más extensa del mundo.

Incluso el mismo nombre es una clara prueba de su misterio, los sacerdotes y chamanes de la llamada alta cultura tolteca usaban esta palabra como conjuro sagrado en importantes ceremonias y rituales. México tiene su origen en el vocablo Me-shi-co que significa en náhuatl "ombligo de la luna" y así era pronunciado por sus habitantes antes de la llegada de los españoles.

Más interesante resulta aún la similitud con la palabra hebrea Meshi que significa "Mesías" o Mecico que significa "lugar dónde se reúnen los Mesías". Para el esoterismo universal, este territorio posee un potencial vibratorio que está destinado a jugar un papel muy importante a nivel planetario por su riqueza natural y cultural. En su esencia y entrañas yacen maravillosos mensajes ocultos que dejaron nuestros ancestros; sabios indígenas, mestizos y criollos iniciados custodios de tradiciones milenarias.

El escritor mexicano Antonio Velasco Piña en su libro "Hombres que quieren ser" menciona:

"... Finalmente, los espíritus dieron a conocer los motivos por los que habían venido interiorizándolo en la comprensión de los grandes ciclos históricos. La suerte del planeta dependía de que los seres humanos lograsen superar la inconciencia que los dominaba y fuesen capaces de impulsar el surgimiento de una nueva cultura de alcances planetarios. El lugar de la tierra donde estaba naciendo esta nueva cultura era México...".

Y en otra de sus obras, "La mujer dormida debe dar a luz", el mismo autor se aventura y expone:

"... Se refería al carácter sincrético y mundial que debía caracterizar a la nueva cultura, para lo cual se requería lograr una síntesis de los aspectos más valiosos de todas las anteriores culturas. Aun cuando por complicadas razones cósmicas, la nueva cultura debía nacer en México, ello no significaba que su desarrollo se circunscribiera a este país, sino por el contrario, estaba llamada a extenderse por todos los confines de la tierra...".

La era que comienza trae consigo no sólo el renacimiento de diversos conceptos de la cultura maya sino el nacimiento de una nueva cultura global fundamentada en la cosmovisión de la civilización madre indoamericana. Para las ciencias ocultas este país es uno de los chacras de la tierra y en él se despliegan fuerzas cósmicas, un vórtice o centro energético que se encuentra gestando un movimiento de trascendencia planetaria, el occidente americano es el nuevo centro espiritual de gravedad del mundo, su naturaleza y su gente lo convierten en una reserva del futuro propicia para nuevos proyectos místicos.

Un legado de carácter profético se encuentra en las entrañas y en la propia esencia de este país, entre las estrofas de su himno, entre los colores de su bandera... ¿Qué no acaso esa águila sujetando a la serpiente sintetiza la idea de la serpiente emplumada, deidad venerada por las culturas mesoamericanas? ¿Qué no es la analogía más sugestiva de un flamante ADN que gira en forma de espiral cómo un caduceo griego o un dragón oriental?

La humanidad atraviesa el despertar de una nueva forma de sentir y percibir las cosas, es momento de que esta nación asuma su papel de guía espiritual y tomé el control de su fuente de luz, llegó la hora de conocer la responsabilidad cósmica que se le ha concedido e impulsar el surgimiento de una nueva civilización. En este reordenamiento mundial, México es la nueva meca espiritual.

TAMBIÉN VE:

Lugares energéticos de América