THE BLOG
12/13/2012 01:40 pm ET Updated Apr 04, 2013

Numerología: Las vibraciones maestras

cerebronumerosmaestros

Cuando sumamos nuestra fecha de nacimiento completa y en la penúltima suma llegamos a un 11, 22, 33 ó un 44, nos encontramos con un número maestro. En términos de numerología estos números tienen un atípico potencial vibratorio y dotan a quien los porta una importante responsabilidad humana y espiritual.

09-03-1979 = 9 + 3 + 1 + 9 + 7 + 9 = 38 = 11
20-01-1936 = 2 + 1 + 1 + 9 + 3 + 6 = 22
23-08-1946 = 2 + 3 + 8 + 1 + 9 + 4 + 6 = 33

Al tener una aguda intuición estas altas vibraciones tienen la capacidad de abrir los ojos de los demás. La vida de este tipo de personas es fuera de lo común lo que las hace sentir un tanto desfasados o fuera de contexto. Hay que tener siempre presente que nacieron con un don espiritual, con un conocimiento que los hace auténticos líderes y que cuentan con una sensibilidad extraordinaria que los hará trascender barreras si aprenden a manejar su alta vibración.

Pero no todos los que tienen estos números desarrollan al máximo su potencial, este nivel energético sólo pueden ser experimentado cuando la vibración baja es decir el número base es bien asimilado. Por ejemplo, en el caso del 11 solo se vive a nivel de número maestro cuando el sujeto trasciende las limitaciones del 2. Muchas veces nos sentiremos identificados con nuestros números base que son parte intrínseca de los números maestros y es correcto conocerlos pero debemos enfocarnos en los dos dígitos ya que cuando no se vive la vibración superior se pueden llegar a sufrir una serie de problemas de tipo emocional que podrían generar enfermedades físicas y mentales.

Estas personas tienen la capacidad para desarrollar los dones de la intuición como la telepatía, la clarividencia y la precognición para llegar a descubrir la verdadera esencia de la vida contemplando las leyes de la naturaleza y los preceptos que la rigen. Su afinada intuición y esa percepción de las cosas los convierte muchas veces en verdaderos visionarios, iniciados y maestros cuya obligación es enseñar a los demás sobre los secretos del conocimiento cósmico y la perfección suprema.

Las personas que llevan a un número maestro por nacimiento son canales que transportan un enorme caudal de energía, normalmente soportan una fuerte tensión nerviosa y son propensos al desequilibrio lo que las puede empujar a mostrar las características negativas por eso es importante saber manejar este don y tomarlo como una bendición. La práctica de yoga y la meditación, la entrega a una vida espiritual y de servicio es el camino más recomendable para una vibración de este tipo.

El ego es un obstáculo para avanzar, ser número maestro no hace a uno mejor que los demás y una de las principales recomendaciones para alcanzar nuestro máximo potencial es tener siempre presente a la humildad. A veces las acciones de estas vibraciones se confunden con arrogancia y prepotencia pero la verdad es que a quienes se les conceden estos números están aquí para servir e inspirar a los demás y; en las artes esotéricas, el portar una vibración maestra suele ser considerado cómo algo sagrado, como un don del universo.

  • 11

Despierta expectativas por ser líder nato y tener nuevas formas de pensamiento. Posee mucho talento, es inspirador y cuando es humilde llega a su mayor grandeza. Es un brillante orador y poseedor de una gran imaginación, creatividad, originalidad así como una gran generosidad y fortaleza moral. Honrado, equilibrado e imparcial busca siempre la perfección espiritual. Es místico, soñador y visionario, un trabajador de la paz y la armonía habiendo nacido para ser luz e inspiración para la gente que los rodea. Este número es conocido como "El mensajero divino".

  • 22

El número 22 es difícil de encontrar. Es un creador apasionado, un inventor vanguardista, un ser visionario con una afinada sensibilidad. Es un extraordinario investigador y organizador, ve todo a gran escala y tiene la capacidad de concretar importantes obras de concepción nueva y futurista. Tiene una inteligencia superior que ha enriquecido por la acumulación de conocimiento y que debe poner al servicio de los demás. Es el número de la superación para lograr propósitos más elevados, por eso se le suele llamar "El Constructor de la Nueva Era".

  • 33

Las vibraciones 33 representan el ideal del amor ya que lleva una vibración de entrega, sacrificio, compasión y de altos ideales. Despiden paz y compasión, tienen una percepción e intuición excepcionales, permitiéndoles adelantarse a los acontecimientos o a vivir fenómenos paranormales. Se sienten atraídos por actividades artísticas e intelectuales y son verdaderos líderes espirituales con una alta responsabilidad moral. Tienen una personalidad fuera de lo común, llena de amor, de tolerancia y del deseo por ayudar a los demás.

Las personas que tienen números maestros en sus fechas de nacimiento cuentan con energías particulares que se deben emplear siempre para el bien de la humanidad y la evolución espiritual colectiva. No se debe olvidar que tan altas vibraciones deben ser manejadas con cuidado, respeto y prudencia ya que la influencia que tienen sobre los demás es muy grande y si hacen mal uso de esto, retroceden en su propia evolución. Debe también hacerse a un lado del fanatismo o de presumir de sus poderes de intuición y clarividencia para ascender por el camino de la humildad al plano del servicio y el amor incondicional.

Más que determinar el futuro de una persona, la numerología se ocupa de dar las claves que necesitamos para auto-conocernos. Una vez que seamos conscientes de las virtudes con las que podemos contar, de los fallos que debemos evitar, así como el karma que debemos "limpiar", daremos menos rodeos en el difícil sendero de la evolución personal y espiritual.

TAMBIÉN VE:

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Saca tus números de la suerte
PHOTO GALLERY
Saca tus números de la suerte