THE BLOG
07/31/2013 08:43 am ET | Updated Sep 30, 2013

Álvarez Guedes: El Rey de la Radio

alvarez guedes

Al poco tiempo de llegar a Miami desde mi Buenos Aires natal comencé a escuchar radio y descubrí a un gran comediante, que decía las noticias con acidez, humor y hasta malas palabras. Era transgresor, súper audaz y un comunicador encantador. Era Álvarez Guedes.

Pocos años después, mientras me encontraba en pleno éxito del show de televisión nocturno "La Cosa Nostra", recibo una oferta para hacer radio por parte de Raúl Alarcón Jr., nunca me imaginé que terminaría estando en la misma cabina y la misma silla que ocupaba, después de mi show, el Maestro Guedes...

Había miles de mitos alrededor de él. Recuerdo que cuando llegué a la emisora me advirtieron que Guedes era "el Rey de la emisora" que debía respetarlo. Con temor y respeto empiezo a trabajar. Como siempre, cuando "perro nuevo" llega a una empresa muchos te ladran para asustarte.

Yo me imaginaba: "la diferencia de edad y generacional, yo argentino, pelo largo, transgresor seguro no sería del agrado del Maestro"... Para sorpresa mía, Guillermo Álvarez Guedes, me dio la bienvenida y la bendición enseguida a su emisora, con una generosidad, seguridad y cariño, que no había visto en años en una industria tan salvaje y competitiva como en la que vivimos.

Él estaba seguro como el león "Rey de la Selva" y lejos de repelerme, decidió brindarme todos los concejos y dejarme brillar a mi gusto. Cada mañana, por 5 años, yo le pasaba la posta del micrófonos en la media mañana para que él hiciera reír e informara a su masivo público que lo adoraba.

Guillermo sabía qué noticia le gustaba a su gente y sabía hacer el chiste justo para shokear y despertar a su audiencia. El tenía esa libertad y transgresión de los grandes. Amado en Miami, Puerto Rico, New York, Centro América, y su Cuba, por supuesto, que no logró verla en Libertad, ya que él decidió no volver mientras Fidel estuviera en el poder.

Nosotros, en radio Clásica 92, donde ambos teníamos nuestro show, teníamos designado cada uno de los DJ, dónde estaríamos en la ciudad y que haríamos el día que los Castros dejaran a CUBA LIBRE. Cafés, pastelitos, muchos momentos: desde huracanes, el 9/11, hasta cada momento político del mundo lo compartíamos. ..

El Maestro marcaba la diferencia, tenía tanta humildad, y sencillez a diferencia de otros mediocres compañeros me querían poner siempre un pie en el camino. Él era sabio, sabía darle la bienvenida a las nuevas generaciones, tan seguro de si y de su trayectoria, que muchos deberían aprender de su andar.

Un Genio, un colega extraordinario, pero por sobre todo, el nunca se dejó domar por nadie ni por nada. Sabía que la libertad de expresión y el soltar su mente y su alma en ese micrófono lo hacia distinto a los demás y original.

Creativo, trabajador y siempre adelantado a su época. Como deben ser los comunicadores, visionarios y sin miedo. Un ejemplo a seguir, muchas risas para recordar y un GRACIAS muy grande Guillermo por haberme dado la posibilidad , el honor de haber compartido el mismo micrófono, y de haber hecho historia juntos en nuestra querida Clásica 92 FM donde "lo clásico es moderno"

Maestro, cuéntale tus chistes y comparte tus comentarios con Dios , como solo tu lo sabes hacer, al pan pan y al vino vino. Así es GUILLERMO ALVAREZ GUEDES, y al que no le gusta que se vaya. Un genio de la radio, la televisión y el teatro. Uno de los nuestros. GRACIAS TOTALES...

Alvarez Guedes
Muertes de 2013