THE BLOG
07/18/2012 09:45 am ET | Updated Sep 17, 2012

La L-Carnitina y su efecto adelgazante

leticiaaguero2

¡Hola! Soy Leticia Agüero, odontóloga y atleta fitness (orgullosa Cuaima Team), pero también he sido nadadora y karateca. Hace dos meses comencé esta faceta que nunca me imaginé, el ser "bloguera" y en uno de los portales de Internet más importantes en el mundo: The Huffington Post.

La semana pasada, Luis Bottini, Director del cuaima team, me informó que ahora tanto mis blogs como los de mi compañera Grissel Martinez, no sólo serán publicados en la sección de Deportes, sino también en la secciones de Salud y Estilo de Vida de este sitio. De más está dar mi agradecimiento al equipo del HuffPost Voces por darme la oportunidad de comunicarme con todos ustedes. Van mis agradecimientos para Miguel Ferrer, Sonia Ramírez y Omar Porcayo.

Les escribo desde la Asunción, Paraguay, acerca de uno de los aminoácidos más recurridos y nombrados como adelgazante. Aquí la realidad de este aminoácido: L-Carnitina.

La creciente cantidad de personas que poseen conocimiento acerca de la L-Carnitina como factor fundamental del metabolismo de las grasas y su posterior transformación en energía o calorías, la convierten en un producto de moda, pero son muchas las propiedades nutricionales de este complemento dietético.

Es una amina cuaternaria sintetizada en el hígado, los riñones y el cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales, la lisina y la metionina.

La carnitina es responsable del transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias, orgánulos celulares encargados de la producción de energía.

Se demostró que el principal rol de la carnitina es acelerar el proceso de oxidación de ácidos grasos (y de esta manera la ulterior producción de energía).

La deficiencia de carnitina conduce a una disminución sustancial de la producción de energía y al aumento de masa del tejido adiposo.

La principal fuente de carnitina son en particular las carnes. Sobre todo las rojas, lácteos, levadura de cerveza, cacahuetes (maní), coliflor, germen de trigo.

Los vegetales contienen cantidades muy pequeñas o incluso nulas de carnitina. De todas formas, gran cantidad de la carnitina en nuestro organismo se sintetiza a partir de lisina (aminoácido esencial) con ayuda de la metionina, otro aminoácido esencial, tres vitaminas (vitamina C, vitamina B3 y vitamina B6) y el hierro. La deficiencia de cualquiera de los nutrientes citados en la frase anterior conduce a una deficiencia de carnitina.

La administración de carnitina ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de una gran variedad de enfermedades. Se utiliza con frecuencia para tratar afecciones cardiovasculares y renales, sobre todo cuando se intenta mejorar el rendimiento físico. Se debe advertir que cada variante de carnitina que podemos encontrar tiene un efecto diferente en el organismo, por tanto, después de leer la siguiente lista de las afecciones que suelen tratarse con la administración de carnitina, deberá profundizarse en el tipo de carnitina apropiado para cada afección, ya sea L-carnitina, L-acetilcarnitina, etc. (como siempre se indica, lo mejor es la consulta con el clínico antes de consumir cualquier suplemento dietético):

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Angina de pecho
  • Infarto agudo de miocardio
  • Necrosis de miocardio
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Arritmias inducidas por el consumo de drogas
  • Trastornos cardíacos
  • Concentraciones elevadas de colesterol asociado a LDL
  • Concentraciones elevadas de triacilgliceroles
  • Bajo rendimiento físico
  • Enfermedad de Alzheimer, depresión senil y falta de memoria relacionada con la edad
  • Enfermedades renales
  • Diabetes
  • Trastornos hepáticos
  • Cirrosis hepática
  • Bajo conteo y movilidad reducida de los espermatozoides (infertilidad masculina)
  • También se utiliza como un "quemador de grasa".

Hay que dejar bien claro, que la L-carnitina no es un quemador de grasas, (por esa razón más arriba está entre comillas la frase), sino un transportador que facilita que esas grasas sean utilizadas correctamente como fuente energética. Sin la L-carnitina los depósitos grasos no pueden oxidarse y, como consecuencia de ello, quedan almacenados en el torrente sanguíneo y en las células de nuestro organismo.

Una de las conclusiones más interesantes a la que se pudo llegar, como en el caso del uso del aminoácido L-Carnitina para adelgazar, es que la mayoría de plantas medicinales, suplementos o terapias sólo funcionan o funcionan de un modo mucho más eficaz cuando hay una dieta equilibrada de por medio. Nuestro organismo siempre podrá realizar sus funciones de un modo más eficaz cuando está bien nutrido.

Con el ejercicio físico también ocurre lo mismo y es que éste ayuda a que nuestro cuerpo elimine toxinas, utilice la insulina de un modo más eficaz y tengamos menos ansiedad por la comida, menos estreñimiento, etc. Por supuesto, con una dieta equilibrada y un poco de ejercicio físico muchas personas ya mejorarán sin la L-Carnitina, pero está claro que si además la toman conseguirán probablemente su objetivo un poco antes.

Adelgazar es después de los visto un tema un poco más complejo que tomar sólo una cápsula de cualquier nutriente o planta medicinal. No hemos de poner todas nuestras expectativas en una "capsulita mágica", pero bienvenidos sean nutrientes como la L-Carnitina para adelgazar sin efectos secundarios.

TAMBIÉN VE:

10 súper alimentos para adelgazar