THE BLOG
02/27/2013 09:42 am ET | Updated Apr 29, 2013

El modo correcto de trotar

trotarcorrectamente

"Correr no daña tu cuerpo, es la forma de hacerlo lo que lo hace".

Todos queremos correr más rápido y distancias más largas. Aumentar el tiempo de trote sin tener la técnica adecuada puede llevar a desarrollar lesiones de difícil curación.

El mejor modo de conseguir buenos fundamentos radica en la adquisición de un estilo de carrera suave, relajada y eficiente. Así se puede incrementar la velocidad y la distancia sin riesgo a lesionarse.

Algunos tips para mejorar el rendimiento y evitar lesiones son dados en este blog del día de hoy.

MOVIMIENTO DE LOS BRAZOS
Realizar un movimiento exagerado de los brazos puede provocar una excesiva torsión del tronco. Esto implica que las piernas puedan verse afectadas y nos provoquen lesiones. Hay que mantener los brazos lo más pegados al cuerpo posible.

RELAJA LOS HOMBROS
Subir los hombros es gastar energía y limitar el movimiento de los brazos. Mantenlos bajos y relajados.

PERMANECE RECTO
Inclinarse demasiado hacia delante al correr hace que presiones demasiado sobre la parte anterior más baja y la parte frontal de la rodilla (lo que podría degenerar en rótula desplazada). Corre lo más vertical que puedas, y si existe inclinación mientras corres, asegúrate de que empieza en el tobillo, no en la cintura.

ATERRIZA SUAVEMENTE
Si puedes oír cómo golpeas el suelo al pisar, aterrizas con demasiada fuerza, y tu cuerpo tiene que reabsorber esa fuerza. El impacto añadido incrementa el riesgo de lesión porque exacerba cualquier debilidad que puedas tener en las piernas. Trata de correr lo más recto posible y sin despegarte demasiado del suelo (intenta no saltar muy alto en cada zancada) y pisa suave.

TAMBIÉN VE:

Los beneficios del ejercicio cardiovascular

ADEMÁS: