THE BLOG
04/14/2013 05:19 pm ET | Updated Jun 14, 2013

Nuevo examen para la detección del cáncer colorrectal

cancer colorectal

Por la Dra. María Vázquez Roque, Gastroenteróloga - Mayo Clinic, Florida

El cáncer colorrectal es el segundo cáncer más diagnosticado entre los hispanos. Esta enfermedad presenta cifras alarmantes en la comunidad hispana: es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres y ocupa el tercer lugar entre las mujeres. Según la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor de 5,900 hombres y 4,800 mujeres de origen hispano son diagnosticados anualmente con la enfermedad y cerca de 1,900 hombres y 1,600 mujeres mueren a causa de ella. Sin embargo, cuando se detecta a tiempo, puede ser completamente curable.

La detección temprana es un factor clave para tratar con éxito y detener el avance del cáncer colorrectal. Las pruebas de detección son capaces de determinar la presencia de cáncer en las personas que no presentan ningún síntoma de la enfermedad. La recomendación es que las personas mayores de 50 años se sometan a las pruebas de detección regulares y que aquellas con antecedentes familiares las realicen a una edad más temprana.

Existen varias pruebas para detectar el cáncer colorrectal y entre ellas están: la colonoscopia, la colonoscopia virtual, la prueba de sangre oculta en heces, la sigmoidoscopia flexible con enema de bario, y dentro de pronto, la pruebas de ADN en heces. Actualmente, la colonoscopia es la prueba más utilizada, que permite extirpar los pólipos antes de que se conviertan en cáncer.

Mayo Clinic, bajo el liderazgo del Dr. David Ahlquist, ha desarrollado en conjunto con el Exact Sciences Inc. de Madison en Wisconsin, un nuevo examen para la detección del cáncer colorrectal: la prueba de ADN en heces, que no conlleva ningún procedimiento invasivo ni requiere ninguna preparación intestinal, pero que ha demostrado ser sumamente exacta para la detección de pólipos precancerosos y cáncer colorrectal en etapa inicial. Este examen, con su alta exactitud, puede mejorar las tasas de participación, gracias a las características más benévolas que ofrece a los pacientes.

Se trata de un examen no invasivo que tampoco requiere de preparación intestinal, ni restricciones en los medicamentos, ni cambios alimenticios, y que puede realizarse con muestras enviadas por correo, ahorrando la necesidad, el gasto y la inconveniencia de acudir al médico. Si el resultado es positivo, el siguiente paso es realizar una colonoscopia para extraer los pólipos a fin de prevenir la formación posterior de un cáncer. Se espera que la prueba de ADN en heces esté disponible clínicamente en la segunda mitad del 2013.

El riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal aumenta con la edad aunque los estudios apuntan que el aumento de la incidencia del cáncer colorrectal está muy relacionado con el estilo de vida. Una vida sedentaria y una dieta baja en fibra y alta en grasa pueden incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Modificar el estilo de vida es importante para prevenir el desarrollo de pólipos en el colon que tienen el potencial de convertirse en cáncer colorrectal. Es importante dejar de fumar cigarrillos, gozar de un peso ideal, comer una dieta balanceada en fibra y hacer ejercicio.

Las investigaciones científicas también han contemplado aquellos pacientes que ya padecen cáncer colorrectal metastásico. Un ensayo clínico internacional demostró que el medicamento regorafenib ha logrado detener el crecimiento de tumores y prolongado la vida de estos pacientes. Durante años, los pacientes con cáncer de colon metastásico han enfrentado la desoladora e insuperable dificultad de que las quimioterapias normales no lograron detener el crecimiento de los tumores y que los médicos agotaron todos los fármacos eficaces para ofrecerles. Esta es la primera sustancia novedosa en ocho años que mejora la supervivencia general de los pacientes con cáncer de colon que ya no cuentan con otras alternativas de tratamiento.

6 maneras para prevenir el cáncer

VIDEO: