THE BLOG
12/17/2012 03:56 pm ET | Updated Feb 16, 2013

Rihanna no te va a pedir perdón

rihanna unapologetic
Casi todo se ha dicho sobre Rihanna. La conocimos hace 7 años con "Pon De Replay". Luego vino "SOS" y su segundo álbum. Pero no fue sino hasta "Umbrella" que se convirtió en una superestrella internacional y con la fama llegó el escrutinio público. Su noviazgo con otra de las promesas de la música en esa época, Chris Brown , desató una serie de notas en tabloides elevándolos a la nueva "R&B power couple" (algo así como Ike & Tina, Whitney & Bobby) hasta que Chris le acomodó tremenda golpiza a Rihanna antes de los Grammy 2009.

En medio de controversia post-golpiza, Rihanna grabó su cuarto álbum "Rated R", que fue una especie de catarsis musical ante el carrusel emocional que vivía. Y después llegaron las colaboraciones con Guetta y "Loud", material con el que se perfilaba como la nueva princesa del pop.
En medio de su gira mundial y extensa promoción grabó y lanzó tan sólo un año después "Talk That Talk" y "We Found Love". Cada material era más crudo, más rudo, más real, más ella.

Llegó 2012 y Rihanna no daba señal de querer parar. Desde el nombre del álbum "Unapologetic" (algo así como "sin perdir perdón"), una portada muy comentada (aparece desnuda con leyendas de insultos y palabras por todo su cuerpo) y en medio de controversia en los medios sobre su supuesta reconciliación (con todo y besos) con Chris Brown, Rihanna volvió a sorprender.

Con el primer sencillo, "Diamonds", vimos cómo Rihanna cambió el EDM por el melodrama y letras más maduras, vocales crudas y un marcado acento británico. Después, emprendió una polémica (y muy efectiva) gira promocional de 7 días por 7 ciudades en 7 países (#777tour).

Finalmente nos llegó "Unapologetic", un álbum que nos presenta una Rihanna real, valemadrista, con conflictos internos pero indestructible.

.