THE BLOG
05/13/2013 04:58 pm ET | Updated Jul 13, 2013

¿En qué va el proyecto de reforma migratoria?

AP

reforma migratoria

El presidente del comité legislativo del senado, Patrick Leahy anunció que los debates sobre la propuesta de ley de reforma migratoria se están llevando a cabo en el Senado. El Senador Leahy indicó al Washington Post, que han habido más de 26 testimonios presentados en audiencias y que la fecha limite para presentar enmiendas al proyecto era 7 de Mayo. El Senador Leahy informó que depende del número de enmiendas y su complejidad los debates se podrían extender durante todo el mes de mayo.

La noticia es recibida con gran entusiasmo, pues se temía que los trágicos acontecimientos en Boston, siendo protagonizados por inmigrantes, amenazaran el debate de la reforma. Sin embargo, todavía falta camino por recorrer.

Una vez el proyecto de ley sea debatido junto con las enmiendas propuestas y finalmente aprobado por el senado, debe entonces ser debatido y aprobado en la cámara de representantes antes de poder ser firmado por el presidente para convertirse en ley.

La cámara de representantes, en mi opinión es un lugar en donde el proyecto de ley corre peligro debido al número de miembros del partido republicano en la cámara que se oponen a darle residencia y ciudadanía a los 11 millones de indocumentados presentes en este país.

Ya se han publicado varios artículos en el Washington Post y en el New York Times en donde se citan comentarios en contra del proyecto presentado por el "Grupo de los 8" por parte de representantes republicanos como Lamar Smith (presidente del comité legislativo de la cámara 2010-2012) y Bob Goodlatte actual presidente del comité legislativo de la cámara. El Washington Post reporta que un grupo de legisladores liderados por el representante Goodlatte presentara su propio proyecto de ley de reforma migratoria más conservadora que no incluya el camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados presentes en este país.

El peligro radica en que si la cámara de representantes busca sus propias alternativas en vez de apoyar el proyecto como salga aprobado del senado, estaría prácticamente rechazando la propuesta del "Grupo de los 8" la cual necesita ser debatida y eventualmente aprobada también en la cámara para convertirse en ley. De esto suceder, el proyecto de ley se dilataría corriendo el peligro de no ser aprobado y de morir en la cámara.

La ficha clave Serra movida por el presidente de la cámara, el representante John Boehner quien tendrá que decidir si permite que el grupo de conservadores oponiéndose a la reforma introduzcan su propia propuesta peligrando el proyecto y posiblemente las futuras elecciones, o si permite el debate en la cámara del proyecto del "Grupo de los 8" una vez sea aprobado por el Senado.

Si me tocara adivinar y apostar a lo que decidirá el representante Boehner, yo diría que el permitirá el debate del proyecto de ley del senado pues no cabe duda de que sus decisiones después de las elecciones del 7 de Noviembre del 2012, han sido movidas por razones políticas.

Por ejemplo, las negociaciones del famoso "Abismo Fiscal" a finales del ano 2012, durante las cuales el representante Boehner cedió a muchas de las peticiones del presidente, aunque no representaban el pensamiento conservador, tuvieron que ser adoptadas no solo por el beneficio del país sino por la posición del partido republicano ante la opinión publica.

En general, el proyecto de ley es producto de decisiones políticas por parte de los dos partidos y pienso que como tal así se manejará tanto en el senado como en la cámara de representantes. Como ya hemos visto, varios eventos que se dieron el año pasado de elecciones encendieron la llama en el corazón de los hispanos, quienes durante las elecciones se hicieron solidarios con sus compatriotas indocumentados y con su voto han exigido una reforma migratoria.

Por otro lado y sin ánimo de crítica, pienso que el proyecto de ley introducido por el "Grupo de los 8", se presenta como una forma de "acomodar" y "resolver" más que como la "reforma integral" a nuestro código de inmigración de la que tanto se ha hablado. Pero aun así, en mi opinión, este acercamiento es el más eficiente ya que dadas las circunstancias políticas que rodean este acontecimiento, no se cuenta con el tiempo necesario para revisar cada cláusula del código existente y proponer cambios.

La opinión pública, siendo la fuerza mayor que empuja este proyecto, quiere y exige cambios significativos e inmediatos para los 11 millones de indocumentados en este país, y solo aquel partido político que logre cumplir a tiempo se posesionara, a mi parecer, como el partido ganador en las próximas elecciones. Asi las cosas, la energía que rodea este proyecto es muy positiva ya que con el implícitamente se podría estar decidiendo el futuro liderazgo de nuestro país.

Obama Reforma Migratoria