THE BLOG
08/29/2012 12:31 pm ET | Updated Oct 29, 2012

Rick Santorum, portavoz de la derecha retrograda en Tampa

rick santorum

Hay toda una variedad de republicanos. Están los emotivos, que anoche en la Convención Nacional del partido en Tampa tuvieron a Ann Romney para emocionarse. Están los cerebrales, y para ellos habló el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie. Pero para el ala más retrógrada del partido estuvo el ultraconservador Rick Santorum. Un ex candidato presidencial que no perdió esta excelente oportunidad para articular su agenda cavernícola.

Un simple análisis del discurso del ex senador de Pennsylvania sugiere que sus palabras parecían más orientadas a auto promoverse, tal vez para un nuevo intento presidencial en 2016, que a apoyar a la fórmula de Mitt Romney y Paul Ryan a quienes, sugestivamente, recién mencionó al final de la presentación.

En el discurso de Santorum, se destacan los siguientes comentarios que, en mi opinión, merecen una respuesta:

  • Mencionando la historia de un padre inmigrante y un abuelo que trabajó en las minas, Santorum dijo que, con el presidente Barack Obama, "el sueño de libertad y oportunidad se transformó en una pesadilla de dependencia".

Respuesta: Lo que Santorum y los republicanos olvidan es que la gran mayoría de inmigrantes que vienen a este país siguen arribando con la misma motivación de trabajar que generaciones anteriores. No vienen con la idea, como irrespetuosamente Santorum sugiere, a recibir ´welfare´.

Como claramente recuerda el Congressional Research Service, los inmigrantes indocumentados directamente no pueden recibir ´welfare´ y los documentados tienen que hacer aportes durante por lo menos 10 años para poder recibir beneficios jubilatorios. Es más, un estudio del Urban Institute indica que, en 2007, menos del 1 por ciento de familias inmigrantes obtenían asistencia, comparado con un 5 por ciento de familias de personas nacidas en Estados Unidos.

  • Hablando de la importancia de la familia, la educación y el trabajo, Santorum atacó a Obama y los demócratas diciendo que "paren el asalto contra el matrimonio y la familia en América".

Respuesta: Earl Warren, presidente de la Corte Suprema, en el histórico caso de Loving v. Virginia, afirmó ya en 1967 que "el matrimonio es uno de los derechos civiles básicos del hombre". Pero dinosaurios como Santorum y sus Actas de Defensa del Matrimonio son los que bloquean la expansión de este derecho civil. Con un fundamentalismo y dogmatismo más apropiado para la Edad Media que para una sociedad democrática, Santorum y los sectores de la derecha del partido se oponen intransigentemente a aceptar el matrimonio homosexual. Sus ideas, en gran medida tomadas del recalcitrante Family Research Council, no son muy diferentes a la de los ayatollahs.

  • "Doy gracias a Dios que América todavía tiene un partido que promueve el amor para ... todos los niños de Dios: nacidos y no nacidos", dijo Santorum después de hablar sobre su hija Bella a quien los médicos no le daban ninguna posibilidad de sobrevivir.

Respuesta: Esta defensa del concepto de la vida, evidentemente, tenía la intencionalidad de atacar a quienes defienden el derecho de una mujer a tener un aborto. Otra posición de la época de las cavernas que, de acuerdo a una encuesta de Gallup del 3 al 6 de mayo de 2012, era rotundamente rechazada por la mayoría de estadounidenses. Alrededor de 77 por ciento apoyaban el aborto incondicionalmente o en algunas circunstancias, mientras que solamente 20 por ciento se oponían. Por eso no es ninguna casualidad que las mujeres sean uno de sectores demográficos que más se han alejado del Partido Republicano (especialmente después de los comentarios del ilustre candidato a senador Todd Atkins).

  • "América todavía es el mejor país del mundo. Podemos restaurar el Sueño Americano", dijo Santorum.

Respuesta: Pero Santorum se olvidó que fue una administración republicana, la de George W. Bush, la que empujó a la nación a dos guerras y al debacle económico. El presidente Barack Obama terminó una guerra y evitó el colapso de la economía con políticas keynesianas de intervención estatal que salvaron al sector financiero y la industria automotriz. Si no fueran por ellas, como muchos economistas han sugerido, el país probablemente hubiera pasado de una situación recesiva a una depresión económica.

El Sueño Americano, alguien debería recordarles a los reunidos en Tampa, fue salvado por el presidente Obama. Quienes lo amenazan es la derecha recalcitrante, los cristianos fundamentalistas, el Tea Party y toda la manada de lobos que, sin duda, tienen en común que aplauden a los Rick Santorums de este mundo y su ideología de las cavernas.

Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

También en HuffPost Voces:

Rostros de la Convención Republicana
Convención Republicana Tampa