THE BLOG
01/02/2013 12:55 pm ET | Updated Mar 04, 2013

Chicas de la A a la Z... Con 'T' de Tiempo

tiempo

He tenido sentimientos encontrados con respecto a la palabra "Tiempo". Si quieres vivir con intensidad, si crees en el presente, en el hoy... difícilmente puedes pensar en el tiempo como un elemento a tu favor. Si es cierto que la vida es corta, ¿por qué dejarías para mañana lo que perfectamente podrías hacer hoy?

En cambio, cuando estás en una situación de dolor, de desesperación, de pérdida... Lo que escuchas de tus familiares y amigos es: El tiempo todo lo acomoda.

No soy mucho de medias tintas, como buena mujer me inclino mucho a vivir la vida en blanco o negro, los grises no me complacen.

Para no quedarnos sólo en mi concepto del tiempo, como siempre busco una segunda fuente, en este caso, Wikipedia así lo define:

El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos. El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro. En mecánica clásica esta tercera clase se llama "presente" y está formada por eventos simultáneos a uno dado.

Muy técnico. ¿no? Pero sí, con esta definición queda claro que para todos hay un pasado, un presente y la ilusión de un futuro.

El pasado nos sirve para recordar, revivir, aprender, adquirir experiencia. Ahí guardamos los momentos especiales de nuestra infancia, lo que vivimos con seres especiales que ya no están en la tierra, nuestro primer beso, nuestro primer accidente y todo aquello que nos llenó de sonrisas, lágrimas o nos dejó alguna lección.

El presente es equivalente a hoy. Lo que vives en este preciso momento.

¿¿¿Y el futuro??? Muchos planes, ahorros, deseos, propósitos, metas... Te preparas para vivirlo en paz aun sin saber si existe o si lo tendrás.

La Universidad Francisco de Vitoria nos proporciona 10 claves para aprovechar mejor el tiempo:

  1. Cuida todas las parcelas de tu vida, no dejes ninguna de lado.

  • No renuncies: Gestionar bien el tiempo significa dedicarle tiempo a todas las áreas de tu vida, aunque a unas les debas dedicar más tiempo que a otras.
  • Cada minuto que dediques a algo, que sea verdadero: No malgastes el tiempo. Más vale dedicar 10 minutos con concentración a una tarea que dedicarle 1 hora sin estar verdaderamente centrado en ella.
  • Evita postergar tareas innecesariamente. No busques excusas para retrasar tareas que igualmente tendrás que realizar.
  • Sé eficiente (alcanza los objetivos que te propones) y eficaz (economizando los recursos de los que dispones, incluyendo en ellos el tiempo).
  • Evita los "Ladrones del tiempo": Cada uno puede identificar sus propios ladrones del tiempo, pero los más comunes suelen ser: Interrupciones, falta de organización, confusión en las prioridades, pesimismo en la valoración de las propias habilidades o el potencial de trabajo, escasa delegación de tareas, postergación de tareas, precipitación en la toma de decisiones, entorno desordenado, falta de planificación, urgencias e imprevistos, dispersión, falta de disciplina.
  • Planifica y organiza tu tiempo. Decide cuánto tiempo quieres dedicarle a qué cada día. Acuérdate, planifica en función de cómo eres, no en función de cómo te gustaría ser. Si nunca cumples tus planificaciones, pregúntate ¿por qué?
  • Sé proactivo: En lugar de reaccionar ante las cosas que te van ocurriendo, anticípate, planifica y se proactivo. Adelántate.
  • Evita el estrés. El estrés es un enemigo potente que hace que no se aproveche bien el tiempo. Se puede trabajar con intensidad sin necesidad de estar estresado.
  • Conócete y reflexiona acerca de tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Potencia tus puntos fuertes y trabaja para mejorar tus puntos débiles.
  • Ojalá estos tips les sirvan para tener un mejor manejo del valioso y preciado tiempo que nos regala la vida. Aprovechando que estamos comenzando un nuevo año, les deseo que vivan intensamente este 2013 y reitero, "No dejen para mañana lo que pueden hacer hoy".

    TAMBIÉN VE:

    ADEMÁS:

    Encuentra equilibrio entre tu empleo y tu relación