THE BLOG
02/28/2013 06:18 pm ET | Updated Apr 30, 2013

Antes el Faraón, luego el César, y ahora...

La historia de los opresores perpetuadores de la injusticia ha estado presente en la historia de la pueblos y parte importante de ella ha sido debidamente documenta. En manuscritos antiguos, en la Biblia y en el Corán se documenta, por ejemplo, cómo el faraón esclavizó y subyugó al pueblo hebreo quien, por la misericordia del Creador, fue liberado de perpetuación de la injusticia. También documentada está la persecución de aquellos seguidores de Jesús, el hijo de María tanto por los lacayos del César como por quienes rechazaron su mensaje mesiánico.

Tal como si hubiesen re-encarnado, hoy escuchamos los 'Faraones' y 'Césares' contemporáneos pretendiendo acallar las denuncias y reclamos contra las injusticias contra las políticas opresoras del Estado de Israel. Amenazan las voces que denuncian la ocupación y vejámenes de tropas israelíes de Jerusalén Oriental y de la Cisjordania; así como la incesante usurpación ilegal de estos territorios por parte de colonos judíos. Estos cultivadores del miedo acusan a diestra y siniestra imputando de anti-semitas a cualquiera que advierta sobre las políticas de apartheid que progresivamente establece Israel. Políticas que entronizan la injusticia tratando como ciudadanos de segunda clase a los residentes árabes en la Palestina e Israel.

El obispo Desmont Tutu, escribió para The Guardian una columna titulada Apartheid en Tierra Santa. Allí plasmó: "¿Han olvidado las hermanas y hermanos judíos su humillación?... ¿Le han dado sus espaldas a sus nobles y profundas tradiciones religiosas?... Israel nunca tendrá una seguridad verdadera oprimiendo a otra gente. La paz verdadera puede ser últimamente construida solo con justicia".

El recién inaugurado Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Chuck Hagel, pasa por un escrutinio que incluye hasta acusaciones e insultos porque en el 2010 pronunció en la Universidad de Rutgers que Israel estaba en riesgo de convertirse en un estado de apartheid si no permitía a los palestinos establecer su estado.

Paul Woodward, del Eurasia Review, compiló una serie de testimonios de prominentes líderes judíos que han hecho públicos sus denuncias contra la institucionalización del apartheid en Israel. Citó, por ejemplo, a los pasados Primeros Ministros Ehud Olmert y Ehud Barak ; el primero citado en el periódico Haaretz diciendo:

"De llegar el día en que colapse la solución de dos estados, y nos enfrentamos unos reclamos por igual derecho al voto al estilo de Sur África (así como para los Palestinos en sus territorios, entonces en cuanto suceda, el estado de Israel está acabado."

Su homólogo Barak se pronunció en términos similares en el 2010. Shulamit Aloni, ministro de educación de Israel bajo Yitzhak Rabin manifestó:

"La creencia de superioridad moral judía se toma por sentado entre nosotros a tal extremo que fallamos en ver lo que está justo al frente de nuestros ojos. Es simplemente inconcebible que las víctimas máximas, los judíos, puedan llevar a cabo malas acciones. Sin embargo, el estado de Israel practica su propia, y algo violenta, política de apartheid con su población autóctona palestina."

El pasado almirante de la marina israelí y ex miembro del Kenesset, Ami Ayalón, pronunció en el 2010:

"Israel debe decidir rápidamente en qué tipo de ambiente desea vivir porque el actual modelo, que tiene algunas características de apartheid, no es compatible con los principios judíos".

Más recientemente Alon Liel, pasado embajador israelí en Sur África, lanzó una advertencia al Presidente Obama para que "permaneciera en su casa si no tenía la intención de advertir a los israelíes sobre los peligros de acercarse al precipicio del apartheid." ¿Son anti-semitas estos líderes al igual que otros líderes judíos que han hecho pronunciamientos similares como Boaz Okon, Uri Avnery, Yitzhak Laor y Zvi Bar'el?

Los judíos, cristianos y musulmanes que denunciamos la injusticia no somos antisemitas. Después de todo, al igual que los hebreos, los pueblos cristianos y musulmanes árabes del Medio Oriente son también de origen semita. Para los musulmanes, los judíos y cristianos forman parte esencial sus oraciones. En cada una de las cinco oraciones prescritas los musulmanes suplican: "Oh, ALLAH! ensalza a nuestro Profeta Muhammad y a la familia de nuestro Profeta Muhammad, como ensalzaste a Abraham y a la familia de Abraham Y bendice a nuestro Profeta Muhammad, y a la familia de nuestro Profeta Muhammad, como bendijiste a Abraham y a la familia de Abraham; en verdad, Tu eres Glorioso y Digno de alabanza."

Mis oraciones para con el pueblo judío, el cristiano y el musulmán. Que el Creador extienda su infinito manto de paz y bendiciones tanto para quienes, a pesar del miedo y persecución, denunciaron y lucharon contra la tiranía del Faraón; así como para quienes lucharon contra la persecución del Mesías y sus seguidores. Bendice Misericordioso a quienes aún resisten y denuncian y luchan contra los vejámenes e injusticias que sufre el pueblo Palestino.