THE BLOG

Hablando de champiñones en la oficina (MÁS RECETA)

07/26/2012 10:04 am ET | Updated Sep 25, 2012

hongoschampinones

Con frecuencia el lugar de trabajo es propicio para comentar, discutir o debatir en torno a gran cantidad de temas.

Las posibilidades de establecer relaciones cordiales e incluso afectivas se incrementan conforme a la convivencia, pero si además corres con la suerte de compartir tu tiempo laboral con personas afines a tus circunstancias sociales, económicas y culturales, encontrarás oportunidades valiosas para compartir todo tipo de casos y cosas en un ambiente casi familiar.

Es así que en un día común comenzamos a hablar de champiñones, de pizzas con champiñones, y luego investigué:

¿Sabías que los hongos no son vegetales? ¿Y sabías que tampoco son animales? Los hongos no elaboran su propio alimento mediante fotosíntesis, como casi todas las plantas, pueden crecer en la oscuridad, secretan poderosas enzimas que convierten la materia orgánica en nutrientes básicos que absorben como alimento. Este proceso digestivo los distingue de los animales.

Bien, pues ya que no son plantas ni animales, se los clasifica en un grupo muy distinto, el Reino Fungi, que va desde los hongos unicelulares más pequeños, como la levadura, hasta algunos basidiomicetos enormes que sirven de alimento o son usados como sustancias alucinógenas.
El champiñón (Agaricus bisporus) es el tipo de hongo en forma de sombrilla, que conocemos comúnmente y es comestible. En México, el Estado de México es el primer productor de setas y champiñones.

Es un alimento de escaso nivel calórico, contiene vitaminas C, D, B2, B3, niacina, ácido fólico y pantoténico, fibra y nutrientes minerales como el selenio, que es un antioxidante; calcio, magnesio, fósforo, yodo, potasio y zinc. Pero su mayor beneficio es la ergotioneína, que provee de energía a las células del cuerpo y aporta capacidad de aumentar la eficacia con que el oxígeno interviene en el metabolismo. Los hongos son estimulantes de la actividad cerebral y nerviosa, y eficaces para prevenir la anemia y el colesterol elevado.

Como ven, los hongos son un alimento muy conveniente para la salud humana, y se pueden consumir de muy diversas maneras en platillos suculentos. Aquí les comparto una receta. Antes, cómo limpiarlos:

  • Si los consumes crudos, límpialos con un paño húmedo.
  • Se puede sólo enjuagarlos en un bol con agua y el jugo de medio limón. Se retiran y se secan con un paño, pero no se dejan en remojo.
  • Si los cocinas, usa un cepillo suave para eliminar la tierra de la superficie.
  • No se pelan, la piel es sabrosa y nutritiva.

Botana o Guarnición
Champiñones rellenos de espinacas, queso, cebolla y tocino.

Ingredientes:

  • 1 1/2 kilo de champiñones grandes
  • 150 gramos de tocino o jamón
  • 300 gr. de espinacas, cocida y bien escurrida
  • 1 taza de queso mozzarella o manchego rallado
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • sal y pimienta
  • Mantequilla
  • aceite de olivo

Para prepararlos:

  • Precalentar el horno a 200º.
  • Limpiar los champiñones con un paño y quitarles el tronquito.
  • Barnizarlos con mantequilla con la ayuda de una brochita de cocina y acomodarlos "boca arriba" sobre una charola previamente engrasada.
  • Rallar el queso mozarella o manchego.
  • Picar la espinaca y reservar.
  • Picar la cebolla, los ajos y picar el tocino o jamón y ponerlos a freír con un poco de aceite de olivo.
  • Ya que todo está frito, pasar esos ingredientes a un plato hondo, agregar la espinaca picadita, poner sal y pimienta y revolver los ingredientes.
  • Con una cuchara pequeña te ayudarás para rellenar con esta mezcla cada uno de los champiñones.
  • Ya rellenos, sobre ellos se espolvorea el queso rallado.
  • Se mete la charola al horno previamente calentado a 200 grados durante 10 ó 15 minutos según la potencia del horno que utilizas.

Me cuentan la experiencia cuando decidan probar esta receta. Disfrútenla y les estaré compartiendo algunas más.

TAMBIÉN VE:

Cocina muy mexicana fácil de hacer

ADEMÁS: