THE BLOG
01/16/2013 09:31 am ET Updated Mar 18, 2013

La personalidad al servicio del alma

personalidadalma

La personalidad es aquello que hemos ido construyendo desde el mismo momento en que salimos del vientre materno. Y quizás un poco antes, si consideramos el impacto que podemos tener en esta vida de otras anteriores. Pero trato de no mirar demasiado hacia atrás, excepto cuando en el presente no logro entender algunos "¿por qué?". Lo cierto es que buena parte de nuestra personalidad se ha ido formando con nuestras penas y alegrías, con las percepciones que hemos tenido de lo vivido, no de lo que nos pasó, sino de lo que cada uno experimentó en esas situaciones. De lo que hemos pensado y hemos sentido hasta este momento. Yo soy Julio Bevione en mi versión pequeña. Es la versión que yo mismo he creado, la que los que me rodean han creído y creen que soy, pero no necesariamente la que el universo diseñó.

La parte de nosotros que quiere tener la razón a cualquier precio, que se enfurece, que se critica y juzga a los demás, que vive con miedo, es parte de nuestra personalidad. Y a ella la llamamos ego. El ego es aquello que creemos ser, no lo que somos. Es nuestra apariencia que pensamos que es esencia. En mi caso, se llama Julio Bevione y es la que más pueden ver los demás de mí y, la que yo mismo percibo de quien soy.

Lo cierto es que esa parte de nosotros es necesaria para movernos en el mundo. Mientras estemos en este planeta, la personalidad es tan necesaria como el agua necesita la tierra para ser mar. El agua, sin la contención de la tierra, nunca llegaría a ser mar.

La personalidad, entonces, nos contiene. Es la vasija donde se deposita nuestra alma para experimentarse en esta versión humana. Y nuestro trabajo es ir abriendo espacio para que el alma pueda ser contenida. Hacer que nuestra personalidad se ponga al servicio del alma es el gran desafío como seres humanos.

¿QUÉ TE PARECIÓ ESTE TEXTO?

TAMBIÉN VE:

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Reiki para la salud y la armonía
PHOTO GALLERY
Reiki para la salud y la armonía