THE BLOG
10/12/2012 09:51 am ET Updated Dec 12, 2012

Operación Tolerancia: la lucha contra la homofobia en los Medios Hispanos

AP

lilia luciano blog

Este mes de octubre, como cada año festejamos nuestra Hispanidad con un sin número de exhibiciones, festivales y actividades oficiales en las que con orgullo celebramos la historia, los personajes y las costumbres que nos hacen hispanos.

En esa auto-evaluación cultural vale la pena también enfrentar algunos de los estereotipos que nos imputan. Por ejemplo, que el hispano es homofóbico. Como latinos del siglo 21 este tipo de generalización a muchos nos parecerá anticuada y alejada de la realidad. Quisiéramos pensar que somos de una cultura que acoge la diversidad. Prueba de ello, la popularidad de figuras abiertamente gay como Ricky Martin y el boxeador Orlando Cruz además del éxito de iniciativas educativas como la campaña "Familia es Familia" que busca concienciar al público hispano sobre los derechos de personas LGBT y promueve la aceptación e inclusión familiar.

Toca reconocer que por un lado hemos dado pasos agigantados -- Según una encuesta reciente del Pew Hispanic Research Center el 59 por ciento de los latinos en Estados Unidos dice que la homosexualidad debería ser aceptada por la sociedad. Cuando se trata del público general, la cifra es de un 58 por ciento. Otras encuestas indican que el 74 por ciento de los latinos apoya el matrimonio entre parejas del mismo sexo, o alguna alternativa legal similar.

Entonces, uno se pregunta: ¿Cómo es posible que sigamos encontrando palabras como "pato," "puto", "marikita","marica," "maricón" y "puñal" en nuestro día a día?

Hace apenas unas semanas el campocorto de los Blue Jays de Toronto, Yunel Escobar fue suspendido de tres partidos por escribir la frase: "Tu ere' maricón" en la cinta negra que llevaba sobre sus pómulos.

En conferencia de prensa, el jugador de origen cubano se disculpó insistiendo que el mensaje era "una broma" sin ánimo de ofender a nadie y que la palabra "no tiene el significado que se le esta dando ahora", indicó que "es una palabra que se usa mucho entre los latinoamericanos".

A pesar de la disculpa, la suspensión le costó a Escobar aproximadamente 83,000 dólares que serán donados a la Alianza de Gays y Lesbianas contra la difamación (GLADD) y a la organización You can Play que lucha contra la homofobia en el mundo del deporte.

Ozzie Guillén, mánager de los Florida Marlins salió en defensa de su colega explicando que el término tiene una connotación diferente en 'nuestros países'.

Ahí esta el problema, que la palabra de por sí, tiene un significado -- que muchos homosexuales se sienten discriminados al escucharla independientemente de la connotación que se le aplique o de la frecuencia con que aparezca en nuestra jerga Latinoamericana.

"El solo hecho de que estés usando esta palabra de manera negativa indica que, es malo ser como tu" explica Aaron McQuade, el portavoz de GLAAD que colaboró con los oficiales de Las Grandes Ligas en el caso de Escobar. "Creo que hay una gran falta de educación en cuanto a la manera en la que esta palabra puede afectar a alguien... No creo que Escobar tomó en consideración que hay niños en Toronto que escuchan esta palabra a diario en el colegio... y no es en broma."

El pelotero no es la única figura pública a quien se le ha criticado recientemente por el uso de expresiones homofóbicas...

"Reporta ya mismo tu #AyMarikita de la oficina, de tu colegio, de tu barrio o de tu familia." Así Héctor Contreras, locutor de Las 40 Principales en Colombia, invitaba a sus jóvenes oyentes a denunciar comportamiento según él "marikita" a través de Twitter.

Grupos de padres y activistas LGBT denunciaron las acciones del locutor y tanto la cadena como Contreras emitieron disculpas públicas. La Fiscalía General del país inició una investigación en el caso por posibles conductas discriminatorias y de ser encontrado culpable Contreras podría enfrentar hasta tres años de cárcel.

"El peligro es que no lo hacen diciendo 'yo odio a los homosexuales' sino que lo hacen porque creen que esta bien el 'bullying' o matoneo, basándose en una cultura en la que abusar del gay es totalmente bien visto" -- Andrés Libreros, un activista de origen colombiano basado en New York asegura que el incidente del 'hashtag' no fue el único de la misma naturaleza en la cadena radial. "Tienen otro segmento nocturno que se llama 'El Detector de Homosexuales en el que hacen sonar una alarma denunciando (lo que identifican como) contenido gay".

En agosto, tras años de protestas y peticiones la organización GLAAD y la Coalición Nacional Hispana Ante los Medios (NHMC) logró que Lieberman Broadcasting retirara el programa "José Luis Sin Censura" de todas sus emisoras de Estrella TV en Estados Unidos, citando contenido ofensivo y denigrante hacia la comunidad gay, el latino y hacia la mujer.

Según representantes de GLAAD, el programa mostraba con frecuencia agresiones físicas, burlas y amenazas de naturaleza 'anti-gay' por parte del público y de los invitados. Según reportes, palabras como "puto," "joto" y "puñal" entre otras, aparecían comúnmente en monitores para que el público las repitiera a voces.

¿Será un asunto de nuestro ADN cultural el que da cabida a estas manifestaciones tan contundentes de homofobia? ¿Estaremos aun viendo rastros de nuestras raíces conservadoras o será aquel machismo añejo que aún nos persigue?

Monica Trasandes, directora de medios en español de GLAAD dice no estar de acuerdo con el estereotipo de que el latino es homofóbico pero reconoce que la 'cultura del macho' y cómo "el ser masculino se celebra en nuestros países, de manera contraria al el ser afeminado" puede contribuir al surgimiento de este tipo de expresiones discriminatorias.

Aunque hoy día sería impensable encontrar el equivalente a la palabra "marikita" en medios masivos en inglés -- La pregunta de mayor relevancia no es si los latinos somos homofóbicos, sino ¿qué estamos haciendo para no serlo y cómo podemos vencer el estereotipo?

"¡No te dejes! ¡Alza la voz y no permitas que te hablen así", Trasendes asegura que tal como sucedió en los casos mencionados, la mejor herramienta contra el odio es la denuncia y que está a la mano de todos.

Así lo hizo Libreros, quien respondió a la controversia de Las 40 Principales con su propia campaña mediática -- #YoSoyMarikita busca promover la aceptación y eliminar los tabús que aun rodean a la homosexualidad -- "La idea es que tanto gente 'straight' como gente gay utilice el hashtag y diga #YoSoyMarikita y que ¿qué relevancia tiene?

"#AyMarikita es una burla denigrante y mi respuesta es: No tengo que tener miedo ni avergonzarme de quien soy... tu de mi no te burlas y hasta aqui llego el matoneo"

Es alentador ver como poco a poco avanzamos en la lucha contra la homofobia pero aun queda mucho camino por recorrer a nivel de prevención. Esta en manos de la juventud, de las próximas generaciones de hispanos el denunciar el abuso, eliminar las palabras de odio de nuestro idioma, y quizá transformar la percepción histórica que tenemos de lo que es ser "un macho" a un hispano orgulloso, ejemplo de lucha y aceptación sin importar de quién esté enamorado.

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Famosos gay
PHOTO GALLERY
Famosos gay