HUFFINGTON POST
01/10/2013 11:25 am ET | Updated Jan 10, 2013

El Mundial de Béisbol se ha convertido en una farsa obligando a peloteros a jugar para países que no conocen

** Tratan de obligar a bigleaguers a jugar con uniformes de países que ni conocen.

** Por ser bisnieto de una mexicana, querían que Michael Young jugara con México.

** Descaro de Bud Selig y falta de dignidad de los bigleaguers complices de esta caimanera.


CORAL GABLES, Florida.- Si trato de entrar a Italia haciéndome pasar por italiano, con seguridad que las autoridades del aeropuerto, el puerto o la frontera me hacen preso. Pero el comisionado Bud Selig aplaude si Francisco Cervelli, nacido en Valencia, Venezuela, aparece con el uniforme de Italia en el llamado Clásico del Beisbol, haciéndose pasar por italiano, como lo hizo en 2009 y como lo hará ahora en marzo.

Es cuestión de falta de responsabilidad y caza de dólares por el comisionado y por los presidentes de Federaciones, más la absoluta ausencia de dignidad de parte de esos peloteros. Sí, todos ellos en busca de unos cuantos dólares extras no bien ganados.

La respuesta de Alex Ávila, cuando lo invitaron a jugar este año por España...: “¡¿Cómo voy a hacer eso, si no soy español, y ni siquiera he visitado ese bello país?!. Todos mis documentos informan que nací en Hialeah, Florida. Mis padres y mis abuelos son cubanos y mis bisabuelos gallegos”.

Peloteros extranjeros en el Mundial de Beisbol

Algo parecido contestó Nick Swisher, porque pretendían encasquetarle un uniforme con el nombre de Italia...: “¡¿Pero quién les habrá dicho a los organizadores de eso que tengo algo qué ver con Italia?!”. Nick es nativo de Columbus Ohio, y estudió en la Ohio State School.

Entre los muchos que se han negado a ser parte de la farsa, aparece también Michael Young, a quien siendo californiano de Covina, intentaron obligarlo a uniformarse con los mexicanos, porque una bisabuela suya fue nativa de México.

En cambio, miren esta locura...: El panameño Bruce Chen lanzará por China. Su abuelo era chino; Gabriel Suárez, quien vino a este mundo en Denver, Colorado, será shortstop de España; y para este mismo país jugarán, como outfielder el dominicano capitaleño Engel Beltré; y en segunda base, Francisco (Paco) Figueroa, nacido en Miami.

El llamado Clásico es una comiquita como la de Daniel 'El Travieso'...: Peloteros a quienes NO PERMITEN JUGAR EN MÉXICO, SINO COMO IMPORTADOS, dicen que vestirán el uniforme de ese país.

Entre otros, los hermanos Adrián y Edgar González, nacidos en San Diego, California; y Sergio Romo, de Brawley, California.

El llamado Clásico es más bien un ajiaco de incongruencias o la competencia entre rósters armados al estilo de las auténticas caimaneras como se les denomina en el más folklórico y puro léxico beisbolero.

Por ejemplo, afirman que Miguel Cabrera y Róbinson Canó participarán en ese desastre. ¿Serán capaces en realidad, Tigres y Yankees, de arriesgar tanto a cambio de nada?.

Por otro lado, mientras los Rockies prohibieron a Carlos González jugar en Venezuela en este invierno, él afirma que participará en la pachanga de marzo. Y lo dice con el tono altanero de un niño malcriado...:

“Los Rockies saben y tienen bien claro, que voy a jugar en el Clásico”.

Si lo dejan.

Eso suena a purísima utopía, a bravata del Chapulín Colorado, pero como en este desaguisado que llaman Clásico puede ocurrir cualquier barbaridad, ¡vaya usted a saber!.

Jbeisbol5@aol.com

ALSO ON HUFFPOST:

CONVERSATIONS