THE BLOG
10/03/2012 12:12 pm ET Updated Dec 03, 2012

Cuauhtémoc Blanco, polémico para bien y para mal (VIDEO)

cuauh

Cuauhtémoc Blanco no es santo de mi devoción, en particular por actitudes tan incivilizadas como la que recientemente tuvo contra el árbitro Jorge Adán Tonix, de quien se burló en y de su cara. Comportamiento absurdo para un cuarentón como lo es el popular "Cuau".

Como todos sabemos, no es la primera y seguramente no será la última que haga. Su nefasto historial es amplio. Basta recordar aquella vez que cobardemente agredió por la espalda a David Faitelson o aquella que festejó como un perro orinando o la vez que provocó una tremenda bronca, que por fortuna no terminó en tragedia en la Copa Libertadores, en el Azteca o cuando fue sorprendido fumando en la concentración para el Mundial 2010 o un larguísimo etcétera.

Los que lo conocen más me juran y perjuran que es un magnífico ser humano. Aseguran que fuera de la cancha es totalmente distinto a lo que es dentro. Yo sinceramente lo dudo. Sus tantos y tan variados escándalos me llevan a no creerlo. Y es que me llegan a la mente tantas imágenes negativas del "Temo" que me resisto a imaginarlo caballeroso y noble.

Mira el comentario en video

Pero así como lo critico, también le recuerdo con admiración varias cosas. Imposible olvidarse de aquel maravilloso gol contra Bélgica en Francia 1998 o aquel en la Final de la Confederaciones contra Brasil o que buena parte de la clasificación al Mundial de 2002 se debió a sus goles o también un larguísimo etcétera.

Sí, al tipo se le puede juzgar de distintas ópticas. Es un futbolista con muchos talentos, algunos de ellos magnificados como la "Cuauhtemiña", una jugada que sólo sirve para el lucimiento personal, pero que aún cobra los tiros libres y los penales como un dios.

Es el "Cuau", para bien o para mal. El mismo que jugó muchísimos minutos extra porque no lo expulsaron cada vez que le mentó la madre a un árbitro o el que fingió infinidad de faltas. Sí, el mismo que nunca se arrugó, el que siempre le puso el pecho a las balas, el que fue a Colombia, tras ser amenazado de muerte, y brindar una actuación fantástica.

Y a ese "Cuau" hay algo que sí le admiro y respeto: que siempre ha hecho su regalada gana. Puso su restaurante, fue actor de novelas, tuvo su propio show en una cadena de televisión y sigue jugando a sus casi 40 años. Todo es válido mientras no fastidie a los demás. Si quiere jugar hasta la tercera edad, será muy respetable. Sólo hay que enseñarle que la libertad de uno termina cuando empieza la del otro. Es así de fácil.

Como sea, Cuauhtémoc Blanco tiene reservado su sitio en la inmortalidad. Sus hazañas y sus escándalos lo llevaron a ese lugar.

Sigue a Adrián Vargas en:

ADEMÁS:

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Fotos de la Liga MX Apertura 2012
PHOTO GALLERY
Fotos de la Liga MX Apertura 2012