THE BLOG
02/15/2013 10:44 am ET | Updated Apr 17, 2013

Los ángeles y cómo aumentar la fe

arcangelgabriel

Como una opinión muy personal y de acuerdo lo que he visto en mi propia vida así como en la de otros, mantener el nivel de fe alto es quizás uno de los mayores retos que los seres humanos enfrentamos durante nuestra existencia ya que las circunstancias, experiencias y, sobre todo, lo que pensamos sobre ellas nos hace titubear y "caer" en la duda.

La definición de la fe la encontramos en la Biblia en Hebreos, Capítulo 11, versículo 1: "La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve". En efecto, los ángeles me han dicho en sus mensajes que al tener fe no sentimos miedo pues dicha certeza nos trae tranquilidad. La fe es la manera en que le demostramos a Dios que realmente creemos y confiamos en Él.

¿Cómo fortalecerla? Los siguientes puntos son algunos que los ángeles me han sugerido para trabajar en la fe hacia Dios y en Su ayuda:

  • Pedir. No se canse de pedir a Dios que impregne su alma de fe. Los ángeles me han dicho que pida así (es una sugerencia, usted diga las cosas que salgan de su corazón): "Amado Dios, amado Padre Celestial, por favor inunda mi corazón de fe. Llénalo de fe, Señor para poder creer incondicionalmente en Ti. Gracias Señor. Amén".

  • Si desea comience con cosas pequeñas. Empiece a practicar la fe con asuntos pequeños en su vida. Esto le ayudará a ir fortaleciendo su confianza.
  • Puede acudir al arcángel Gabriel, a los ángeles de la fe y a sus ángeles guardianes para que le ayuden en el proceso.
  • Si desea trabajar la visualización, concéntrese, relájese. Cierre sus ojos e imagine cómo una hermosa luz blanca baja del cielo, entra por la coronilla (parte superior de su cabeza) y baja hasta su corazón, iluminándolo completamente. Es la luz de la fe que lo 'baña' y se queda allí, en su corazón. Sienta cómo crece y crece y a medida que lo hace sienta cómo su confianza aumenta en que todo en su vida está y estará bien.
  • Recuerde: la fe es la certeza de lo que no se ha visto, así que confíe en que las cosas se darán de la mejor forma para usted así sus ojos físicos aún no lo estén viendo.

    TAMBIÉN VE:

    ADEMÁS:

    Milagros de la vida cotidiana