THE BLOG

Descubre si en realidad existe tu ángel de la guarda

07/18/2012 02:14 pm ET | Updated Sep 17, 2012

Para la mayoría de nosotros, el ángel de la guarda ha estado presente en nuestras vidas desde que éramos pequeños, rezando la oración: "ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día". Desde entonces se ha convertido en un compañero inseparable que nos protege y ayuda en todo momento.

Sin embargo, muchas personas se preguntan: ¿existe en realidad el ángel de la guarda o es sólo un ser imaginario que se creó para que no nos sintiéramos desprotegidos?

Desde mis años de infancia, sin buscarlo ni pedirlo, encontré la respuesta a esta pregunta. Un día cualquiera empecé a recibir unos mensajes llenos de amor y paz que escribía rápidamente en un cuaderno con los ojos cerrados. Las palabras que escuchaba tenían que ver con el sentir de amor, perdonar y sobre todo, tener mucha fe. Entendí que estaba recibiendo mensajes angelicales y a partir de ese momento todo cambió, y ahora es la misión de mi vida.

De acuerdo a mi experiencia con los ángeles, durante todos estos años, así como luego de escuchar cientos de testimonios, el ángel de la guarda existe y es más de uno. Los ángeles guardianes son seres que tienen como tarea acompañarnos durante nuestra permanencia en esta vida, así que están con nosotros desde que nacemos hasta que morimos.

Es así como todos, sin excepción, tenemos ángeles guardianes. No importa si creemos en ellos o no. La diferencia radica en que si creemos en ellos les permitiremos ayudarnos, a través de nuestro libre albedrío y de forma consciente. Si no creemos en ellos, no les daremos la luz verde para que lo hagan y no podrán intervenir en nuestra vida, a excepción de una emergencia, en las cuales los ángeles actúan sin nuestra autorización para salvarnos de una situación de peligro.

¿Y cómo nos pueden ayudar en cada momento de nuestra vida? Para que podamos sentir su presencia vivamente, es necesario que les pidamos. Al pedirles, nuestros ángeles de la guarda pueden intervenir dándonos señales, mensajes, mostrándonos de forma sutil lo que más nos conviene.

La intuición es una de las maneras más utilizadas por los ángeles de la guarda para enviarnos sus señales. Por ejemplo, si en algún momento vamos manejando el carro y "sentimos" que debemos tomar una ruta diferente a la usual, hagámoslo. Varias veces he escuchado el testimonio de quienes han seguido el consejo de esa voz interior que les habla, y más adelante descubren que había un accidente y el tráfico estaba paralizado.

Un ejercicio que puedes hacer, es relajarte, respirar hondo y despacio, y pedir la presencia de tus ángeles guardianes. Dar las gracias a Dios por permitir ese contacto. Luego, puedes iniciar con una pregunta sencilla como: "¿qué mensaje quieren entregarme hoy?" o "¿cuáles son sus nombres?" y esperar a que la respuesta llegue. El secreto está en no presionar las respuestas.

No debemos olvidar que primero que todo está Dios. Él creó a los ángeles, así que es muy importante que al pedir, nos dirijamos primero a Él diciéndole que nos permita entrar en contacto con sus seres de luz y podamos recibir su ayuda.

De tal manera, para poder establecer y fortalecer esa amistad con nuestros ángeles de la guarda, sólo basta desearlo de corazón, y poco a poco iremos sintiendo su dulce y amorosa presencia en nuestra vida.

GALERÍA RELACIONADA

Milagros de la vida cotidiana

VIDEO RELACIONADO