THE BLOG
07/18/2012 03:24 pm ET | Updated Sep 17, 2012

Captar el alma de una Miss

missesenrique

Ser reina no es fácil, y más aun cuando se trata de ser la reina de belleza por excelencia: una Miss Universo.

Para casi el 90% de las chicas que intentan ser modelos y toman esa profesión con total honestidad y seriedad, su aspiración máxima es acceder al reinado de Miss Universo. Lo que las lleva a estar en el top del mundo, y tener la posibilidad laboral y de codearse con los "grandes", ya sea del mundo de la indumentaria, cosméticos, automóviles, televisión, cine... Aman ser el centro de todas las miradas en cuanto evento se presentan, así como viajar por el mundo en primera clase.

Hasta ahí la fantasía suena maravillosa, de una vida perfecta y fácil de alcanzar, pero el camino es largo, muy largo... En los últimos tiempos, quienes llevan la delantera en este certamen de belleza son latinas, con Puerto Rico y Venezuela encabezando la lista de bellas a nivel mundial. Quienes, como yo, hemos tenido la oportunidad de conversar con varias mises con respecto al esfuerzo que ese reinado conlleva se puede saber que todo comienza desde muy jovencitas, casi niñas. A los 14 años las futuras mises ya están preparándose.

Quien bien sabe del tema, es el gran hacedor de mises venezolanas, Osmel Sousa, quien por años y años le ha dado al mundo la oportunidad de ver verdaderas bellezas, modelos de tallas bajas, esculpidas a fuerza de gimnasio, buena alimentación, disciplina, y pasarela y más pasarela. Así como saber mirar a cámara, expresarse y pulir los rasgos más femeninos de las aspirantes al cetro mundial.

En Puerto Rico, Magali Febles preparó por años a las aspirantes al reinado y organizó el Miss Puerto Rico. Magali, dominicana de nacimiento que adoptó a la Isla del Encanto como su hogar, ha dirigido con mano férrea la preparación de quienes serían las boricuas más lindas del planeta, y también ha preparado a las dominicanas que han participado del certamen.

He tenido la oportunidad de fotografiar varias Miss Universo: Amelia Vega, Alicia Machado, Ximena Navarrete y Miss Japón, Emiri Miyasaka. Todas las fotografié en Miami: tanto en estudio, como en locación. La luz de la Capital del Sol siempre ayuda con los colores cálidos del amanecer y el atardecer que dejan la piel dorada y con suave brillo.

Con Alicia Machado las fotos salieron rápido. Se planearon casi sobre la marcha...el periodista Oscar Petit, amigo de Alicia, me llamó para decirme el concepto que ella quería: fotos orgánicas, con ropa simple, y mucha naturalidad y simpleza. Había que lograr todo eso en poco tiempo ya que ella viajaba esa noche a México, y así lo hicimos. El resultado se vio ya al empezar las fotos, su frescura y actitud fueron determinantes para el éxito de mi trabajo.

Con Amelia Vega trabajamos en exterior. Las fotos se hicieron en la locación donde ella grababa un reality show que conducía. Era un campo amplio con una caballeriza que nos permitió jugar con el escenario. Un momento único fue la última toma con la puesta del sol de fondo.

Emiri Miyasaka (Miss Japón 2009) vino de la mano de la estilista Claudia Zuleta, quien me contrató para hace un catálogo de los trajes de baño que ella diseña, y Emiri sería la modelo. Buscamos la luz azul de la última hora de sol en la playa, pues ese era el concepto. Siete cambios en tres horas hasta aprovechar el último suspiro de luz. Emiri, acostumbrada a los flashes y al trabajo duro, nunca se quejo de que no la dejamos ni respirar. Cambio tras cambio fuimos llegando al resultado deseado, y siempre buscando los mejores ángulos para que los trajes de baño y la modelo se lucieran.

Lo sorprendente de trabajar con mises es que tienen tan incorporada la preparación, el entrenamiento que han recibido, y la experiencia adquirida, que siempre facilitan el trabajo de nosotros los fotógrafos, saben bien sus ángulos, hasta qué lente fotográfico las dibuja mejor. Al final de todo qué es una Miss Universo sino una gran modelo con figura perfecta para lo que dicta la industria de la moda.

Quienes aspiran a ser Miss Universo saben o deben saberlo, que el camino es largo, el sacrificio personal también, pero cuando se llega, lo que se recoge es la gloria. Hasta la próxima

MIRA LAS MISSES EN FOTOS:

Enrique Tubio