THE BLOG
10/24/2013 07:03 pm ET | Updated Dec 24, 2013

La niña, el tráfico infantil y el estigma gitano

gypsy greece

Me pregunto qué habría pasado de no haber sido gitanos. Si estos fueran de los gitanos que no tienen la piel oscura y exhiben una tez clara con ojos verdes. ¿Habrían sospechado las autoridades griegas del "Ángel Rubio"? ¿O acaso no pesa sobre los millones de gitanos que andan regados por el mundo el estigma? ¿O me van a decir que en Europa no los siguen viendo como una clase social inferior que genera respuestas negativas y los amordaza a que sean culturalmente inaceptables?

El caso de la niña "María" --como se le ha identificado de forma pública-- quien ha sido "rescatada" de un campamento de gitanos de una pareja, quien la inscribió en el 2009 como suya en los registros centrales de Atenas, Grecia, deja más interrogantes que respuestas y pone sobre el tapete una vieja problemática: la discriminación y la marginación a las comunidades gitanas que viven en diferentes países de Europa.

Será difícil que después del escándalo de "María" no exista un resurgimiento de los sentimientos xenofóbicos.

"María" ha sido removida del que ella --en sus cuatro, cinco o seis años de vida --considera su casa. Su hogar (mal o bien, realmente no se sabe) estaba con esta pareja de gitanos.

Todo apunta a que la pareja estaba involucrada en un fraude al gobierno griego y que solicitaba ayuda social por hijos que no eran de ellos, pero que habían registrados como propios. Eso sí esta claro: esta pareja tiene muchos lados oscuros y eso se investiga.

Los psicólogos y cuidadores de la organización "La sonrisa de un niño" --que están a cargo de "María"-- dicen que la niña parecía llevar una "vida feliz".

Se están esperando los exámenes médicos practicados a "María", pero los reportes iniciales reflejan que no hay signos de abuso físico o emocional, que la niña ríe y es locuaz. Pero aún no se pueden sacar conclusiones. Los supuestos padres están en la cárcel y aseguran que no la robaron ni que es víctima de tráfico infantil.

Pero viene la otra parte: ¿Acaso "María" tenía esa vida porque realmente era la "inversión" de los gitanos para venderla cuando cumpliera cierta edad como objeto preciado y por un valor significativo basado en las características físicas escandinavas de la la niña?.

¿Cuántas "Marías" en estos momentos están siendo vendidas, raptadas, robadas, secuestradas, víctimas de tráfico en el mundo y nadie se da cuenta, ni siquiera le ponen atención en una estación local de la policía a quienes denuncian el hecho?

Los gitanos siguen siendo claro reflejo de discriminación en Europa. No importa si viven en España, Italia, Grecia o Francia. A ellos se les mira mal. Los tienen etiquetados como recogedores de chatarras y vendedores de objetos robados en mercados callejeros de mala muerte.

¿Cómo olvidar cuando el periódico francés Le Monde destapó el escándalo con el entonces presidente Nicolas Sarkozy en su estrategia clara de estimular y lograr una "expulsión" de los gitanos que habían emigrado a Francia procedente de Europa del Este?

Sarkozy se tiró con todo, miles de gitanos rumanos eran sacados del país como perros, sin el más mínimo respeto a los derechos humanos.

Los campamentos gitanos en Francia fueron desmantelados sin compasión, mientras Sarkozy trataba de poner en color rosa sus claras intenciones.

Y después de dicho todo, tendría que haber empezado con la consideración que el término gitano --tan extendido por supuesto-- tiene más connotaciones peyorativas que nada. Veremos en qué termina esta historia y ojalá que ahora que la Interpol logró dar con los padres biológicos de "María" se entienda un poco más el misterio del "Ángel Rubio" o el "Ángel Blanco".

Para más información de la Interpol.

Escándalo de niña griega