iOS app Android app

Ceremonias por fin de Primera Guerra Mundial

stumbleupon: Ceremonias por fin de Primera Guerra Mundial   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Ceremonias por fin de Primera Guerra Mundial   del.icio.us: Ceremonias por fin de Primera Guerra Mundial

Por VIRGINIA MAYO | November 11, 2013 06:09 AM EST | AP


YPRES, Bélgica (AP) — Pocas personas comprenden mejor que Daniel Macrae el honor que se debe rendir a los muertos. Un tío murió en Normandía en la Segunda Guerra Mundial, un sobrino murió en la Guerra del Golfo y el propio Macrae es funerario en su nativa Escocia.

Vestido con la falda escocesa tradicional y con una gorra de su antiguo regimiento, el de la 52da Reserva Territorial de Voluntarios, Macrae recorrió un campo de amapolas de papel, algunas con mensajes conmovedores, en el último piso del Monumento de la Puerta de Menin en Ypres. "Tengo familiares que han muerto en diferentes guerras, pero estoy aquí en Ypres para rendir homenaje a los que murieron en la Primera Guerra Mundial", dijo.

Macrae no era el único visitante en el pueblo para el fin de semana del Día del Armisticio. Visitantes de países de la Mancomunidad de todo el mundo se hicieron presentes en el corredor frío y ventoso de la Puerta de Menin, diseñada por Reginald Blomfield en 1921 e inaugurada en 1927.

El techo abovedado contiene los nombres de más de 54.000 soldados británicos y de la Mancomunidad que perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial y no se conoce dónde están enterrados. El lugar fue escogido para el monumento porque casi todos los soldados aliados marcharon sobre él o cerca cuando se dirigían a los empantanados campos de batalla.

El lunes, cuando se cumplen 95 años de del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial el 11 de noviembre de 1918, el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Gran Bretaña, se unirá a otros dignatarios en una ceremonia especial durante la cual recibirá sacos llenos de tierra de los campos de Flandes.

Los 70 sacos, recolectados por niños belgas de cementerios de la Mancomunidad, se entregarán a la Caballería Real para ser trasladados a Londres, donde se colocarán en el Jardín Monumento de los Campos de Flandes en los Cuarteles de Wellington.

El sonido de la trompeta tocando "Last Post" (toque que usan numerosas unidades militares británicas en ceremonias a los caídos) se hará sentir en la Puerta de Menin como ocurre a diario, acompañado de las amapolas rojas de papel que flotarán hasta el público silencioso y los estremecedores versos del poeta Robert Laurence Binyon.

Ya no queda vivo ningún veterano de la Primera Guerra Mundial. El último, la británica Florence Green, falleció en 2012 pocos días antes de cumplir 111 años.

Más de cuatro años de ceremonias por el centenario de la también llamada Gran Guerra comenzarán 2014, un siglo después del comienzo del conflicto.

Bélgica dará inicio a sus conmemoraciones en la ciudad de Mons en agosto en el Cementerio Militar St. Symphorien, donde están las tumbas de soldados alemanes y de la Mancomunidad que perecieron en los primeros y últimos días del conflicto.