iOS app Android app

España sopesa extradición de puertorriqueña

stumbleupon: España sopesa extradición de puertorriqueña   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: España sopesa extradición de puertorriqueña   del.icio.us: España sopesa extradición de puertorriqueña

Por CIARAN GILES | December 18, 2013 11:23 AM EST | AP


MADRID (AP) — Una puertorriqueña requerida por la justicia estadounidense para responder al cargo de contratar a un asesino para matar a su adinerado esposo canadiense dijo el miércoles en su audiencia de extradición en España que es inocente y víctima de sujetos "corruptos y mafiosos".

Visiblemente nerviosa, Aurea Vázquez Rijos, de 33 años, afirmó ante la Audiencia Nacional que no quería ser extraditada, y añadió que en los últimos años había vivido legalmente en Italia y nunca estuvo al tanto de que la justicia la buscaba sino hasta que llegó a España.

Vázquez fue arrestada en Madrid en junio al arribar desde Italia, donde residía desde 2008. Un jurado de instrucción estadounidense formuló el cargo ese año ante acusaciones de que ofreció tres millones de dólares a un hombre para que matara a su esposo Adam Anhang, de 32 años, quien apareció muerto a golpes y puñaladas en Puerto Rico en 2005 mientras caminaba con Vázquez cerca de un bar que había adquirido para que ella lo operara.

En ese entonces Vázquez se negó a cooperar con la policía e interpuso una demanda civil contra la familia de Anhang, en la que exigió una indemnización de un millón de dólares por daños y millones de dólares más de los bienes que él dejó. Un juez en Puerto Rico desestimó esa demanda.

Desde entonces, las autoridades han acusado a un sospechoso, Alex Pabón Colón, de haber cometido el homicidio. Se declaró culpable y cooperó con los investigadores.

Varias personas más, incluidos integrantes de la familia de Vázquez, han sido arrestadas y acusadas en el caso.

Anhang había desarrollado hoteles y condominios junto al mar en Puerto Rico y fungía como director general de una compañía de software para juegos de azar en internet, con sede en Costa Rica.

Se aguarda el fallo de la corte sobre la extradición en las próximas tres semanas.

Vázquez dijo que ella contaba con un permiso para residir en Italia, tuvo gemelos con otro hombre allí, e indicó que trabajaba como guía de turistas y viajaba por Europa con frecuencia. En Italia le renovaron su pasaporte estadounidense el año pasado, agregó.

Le preguntó a la corte cómo podría haber hecho todo eso si hubiera habido una orden de arresto en su contra, y dijo que la habían engañado para que pensara que iba a encontrarse con un grupo de turistas en Madrid cuando voló a la capital española en junio. Fue arrestada al descender del avión.

Hay un acto de la "mafia y de corrupción" detrás de todo esto, afirmó.

El abogado de Vázquez, Isaac Abad Gómez, presentó argumentos en contra de la extradición, en los que afirmó que no hay garantía de que su clienta no enfrentará cadena perpetua sin derecho a libertad bajo fianza, algo que las autoridades estadounidenses ya han advertido que pende sobre ella. Dijo también que la orden de arresto tenía defectos.

Las leyes españolas no permiten la extradición de personas que pudieran enfrentar la pena de muerte o cadena perpetua sin derecho a la posibilidad de obtener libertad condicional. El fiscal en la Audiencia Nacional dijo estar a favor de la extradición, siempre y cuando se proporcionen garantías de que no enfrentará ninguno de estos dos castigos.

La demandada sollozó un poco cuando fue esposada por la espalda y trasladada fuera del tribunal.

Abe Anhang, padre de la víctima, dijo estar complacido por la detención de Vázquez.

"Nuestra familia está muy agradecida por los esfuerzos del FBI, la Interpol y la policía española por haberla aprehendido, y con las cortes de España por manejar esto con tanta eficiencia", dijo el hombre, que radica en Winnipeg, Canadá. "Después de ocho años esperamos se haga justicia y se cierre el caso".

Puerto Rico es un territorio estadounidense en el Caribe cuyos habitantes son ciudadanos de Estados Unidos. Los puertorriqueños no pueden votar para elegir presidente del país y tampoco pagan el impuesto sobre la renta, pero se encuentran bajo la jurisdicción de las leyes federales y pueden ser condenados a muerte. El gobierno puertorriqueño ha solicitado a los fiscales federales que dejen de buscar la aplicación de la pena capital en la isla.

En la historia reciente los jurados puertorriqueños han rechazado la pena de muerte en seis casos.