iOS app Android app

Piden la expulsión de al-Qaida de Faluya

stumbleupon: Piden la expulsión de al-Qaida de Faluya   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Piden la expulsión de al-Qaida de Faluya   del.icio.us: Piden la expulsión de al-Qaida de Faluya

Por SINAN SALAHEEDIN | January 6, 2014 08:45 AM EST | AP


BAGDAD (AP) — El primer ministro iraquí pidió el lunes a los residentes y tribus de Faluya que "expulsen" a los combatientes de al-Qaida de esa ciudad occidental para evitar una batalla generalizada — comentarios que podrían indicar una inminente ofensiva militar para volver a ocupar el antiguo bastión insurgente.

El mensaje de Nouri al-Maliki fue formulado mientras decenas de familias huyeron de Faluya, a 65 kilómetros (40 millas) de la capital iraquí, Bagdad, por temor a una gran ofensiva.

Las fuerzas del gobierno iraquí rodearon la ciudad, situada en la en la provincia occidental de Anbar y que fue capturada la semana pasada por los combatientes de al-Qaida.

Al-Maliki no aclaró cómo espera que los residentes de Faluya y los tribales progubernamentales desalojen a los milicianos. En su alocución, transmitida por la televisión estatal, al-Maliki pidió además a las fuerzas iraquíes que eviten atacar las zonas residenciales de Faluya.

Junto con Faluya, los combatientes de al-Qaida ocuparon la semana pasada partes de la capital provincial de Ramadi.

Desde entonces las fuerzas iraquíes han intentado desalojar a los milicianos del grupo, llamado el Estado Islámico de Irak y el Levante, de las dos ciudades. El domingo, los combates en Anbar mataron por lo menos a 34 personas, incluyendo 22 soldados.

Los recientes avances de al-Qaida en Irak han sido un golpe para el gobierno chií, al aumentar la violencia sectaria desde que Estados Unidos se retiró. El secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo el domingo que Washington estaba "muy, muy preocupado" por la lucha, pero no enviará fuerzas a Irak.

El lunes, el subjefe del Estado Mayor del ejército iraní, el general Mohammad Hejazi, dijo que Irán está dispuesto a ayudar a Irak con pertrechos militares y asesores de solicitarlo Bagdad. Cualquier ayuda iraní empeoraría las tensiones tras haber sido acusada Teherán por los iraníes suníes de respaldar lo que consideran prácticas injustas contra ellos por parte del gobierno encabezado por los chiíes.

Los residentes de Faluya dijeron que los combates continuaron hasta la madrugada del lunes a lo largo de la carretera principal que une la capital, Bagdad, con las vecinas Siria y Jordania.

Los combatientes de Al-Qaida y sus partidarios siguen controlando el centro de la ciudad, donde pueden ser vistos en las calles y en torno a los edificios gubernamentales. Las banderas negras de Al-Qaida han sido vistas en edificios gubernamentales y vehículos policiales capturados por los milicianos durante los combates.

En Ramadi, en algunas zonas de la ciudad y en los suburbios ocurrieron el lunes enfrentamientos esporádicos, dijeron los residentes. Todos los residentes de Anbar que hablaron con The Associated Press hablaron a condición del anonimato, por temor a su propia seguridad.

Decenas de familias huyeron de las dos ciudades a las aldeas vecinas, en vehículos abarrotados con sus pertenencias.

El domingo, por lo menos 22 soldados y 12 civiles fueron muertos, junto con un número indeterminado de insurgentes, y 58 personas resultaron heridas en los combates entre los combatientes de al-Qaida y el ejército y sus aliados tribales.

La violencia sectaria se incrementó después de que el gobierno cerrara violentamente un campamento de protesta suní en abril pasado. Los milicianos han atacado a civiles, especialmente en las zonas chiís de Bagdad con olas de ataques con explosivos.

De acuerdo con las Naciones Unidas en 2013 Irak sufrió la cifra más alta de muertes desde que comenzara el derramamiento de sangre a causa de los enfrentamientos sectarios en 2007. De acuerdo con la ONU el año pasado murieron 8.868 personas en Irak.

__

El periodista de Associated Press Alí Akbar Dareini contribuyó a este artículo desde Teherán, Irán.

Sinan Salaheddin en Twitter: https://twitter.com/sinansm