iOS app Android app

Ucrania: Yanukovych ofrece concesiones

stumbleupon: Ucrania: Yanukovych ofrece concesiones   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Ucrania: Yanukovych ofrece concesiones   del.icio.us: Ucrania: Yanukovych ofrece concesiones

Por MARIA DANILOVA y YURAS KARMANAU | January 24, 2014 02:49 PM EST | AP

Compare other versions »

KIEV, Ucrania (AP) — El presidente Viktor Yanukovych prometió el viernes una reorganización gubernamental, una amnistía a los activistas detenidos y otras concesiones después de que las protestas que comenzaron en la capital se hubieran expandido a casi media Ucrania.

En una reunión con líderes religiosos, Yanukovych se comprometió a que una reunión especial del Parlamento el próximo martes impulsará cambios en el gabinete, otorgará amnistía a decenas de activistas encarcelados y modificará la dura legislación contra las protestas.

La ley contra las protestas, firmada la semana pasada, parecía haber tenido un efecto negativo para Yanukovych y desató confrontaciones en las que los manifestantes lanzaron piedras y explosivos a la policía. La violencia fue un duro contraste ante la forma pacífica en la que los manifestantes contra el gobierno se habían expresado en el país.

Al menos dos manifestantes fallecieron esta semana en choques con la policía, y los inconformes han tomado las oficinas del gobierno en ciudades del oeste de Ucrania, donde hay poco apoyo para el presidente.

Las protestas comenzaron a finales de noviembre cuando Yanukovych decidió archivar un acuerdo de asociación con la Unión Europea a cambio de recibir un préstamo de Rusia equivalente a un rescate financiero. El presidente ruso Vladimir Putin había presionado para que Ucrania se mantuviera en su órbita económica, aunque muchos en las ciudades de Ucrania favorecían las relaciones con la UE.

Las palabras de Yanukovych llegaron como una tregua endeble en el centro de Kiev, donde miles de manifestantes detrás de barricadas improvisadas seguían confrontando a la policía antimotines. Los pleitos se redujeron el jueves por la mañana, cuando los líderes de oposición comenzaron a negociar directamente con Yanukovych.

Al mismo tiempo cientos de manifestantes ocuparon o cercaron las oficinas de los gobernadores regionales designados por Yanukovych en el oeste de Ucrania, donde la mayoría quiere acercarse a la UE. Al menos dos gobernadores fueron obligados a renunciar y otro más fue perseguido fuera de su oficina por una multitud enfurecida.

El descontento aumentó en Ucrania tras la publicación de un video en el que la policía antimotines aparecía humillando y abusando de un manifestante al que desnudaron. El Ministerio del Interior se ha disculpado por las acciones de esos policías.

Un diputado en el Parlamento del Partido de Regiones de Yanukovych renunció al partido el viernes ante los enfrentamientos, pero los aliados presidenciales siguen controlando la mayoría de la legislatura.

Los manifestantes exigen que Yanukovych renuncie y se convoque a elecciones.

El mandatario, por su parte, promovió como jefe del Gabinete a Andriy Kluyev, a quien la oposición responsabiliza por la violencia contra los manifestantes.

El viernes por la mañana un grupo de inconformes irrumpió en el Ministerio de Política Agrícola sin encontrar resistencia. Los manifestantes dejaron que los trabajadores tomaran sus posesiones pero no les permitieron laborar.

"Tenemos que mantener a la gente abrigada", explicó uno de los manifestantes, Andriy Moiseenko, refiriéndose a las temperaturas que cayeron a 20 grados centígrados bajo cero (4 Fahrenheit bajo cero) durante la noche. "No podemos dejar que la gente duerma en carpas todo el tiempo".

Frente a las barricadas emplazadas en un distrito gubernamental en Kiev, docenas de mujeres de mediana edad se aproximaron a las filas policiales repitiendo como letanía "¡Ustedes son nuestros hijos!" y "¡No más lágrimas de las madres!"

Una de ellas, Oksana Tijomirova, de 48 años, lloraba mientras rogaba a la policía antimotines detener la violencia.

"Todos estos son hijos nuestros. Tanto los manifestantes como los policías son hijos de Ucrania", dijo. "He visto gente muerta y mutilada y debemos terminar con eso. La violencia debe terminar".

Los policías escucharon en silencio y no dijeron nada.

En Lviv, 450 kilómetros (280 millas) al oeste de Kiev, los manifestantes impidieron que los empleados ingresaran al edificio tras obligar al gobernador, nombrado por Yanukovych, a renunciar. Posteriormente el gobernador Oleh Salo retiró su firma y dijo que actuó bajo coerción.