iOS app Android app

Miles marchan en Chile por nueva Constitución

stumbleupon: Miles marchan en Chile por nueva Constitución   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Miles marchan en Chile por nueva Constitución   del.icio.us: Miles marchan en Chile por nueva Constitución

Por MARIANELA JARROUD | March 22, 2014 10:04 PM EST | AP

Compare other versions »

SANTIAGO, Chile (AP) — Más de 150.000 personas marcharon el sábado por el centro de Santiago para exigir la convocatoria a una asamblea constituyente que ponga fin a la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

La marcha, que según los organizadores alcanzó ese enorme tamaño, se realizó en momentos en que van a cumplirse dos semanas desde que asumió el cargo la presidenta socialista Michelle Bachelet, quien prometió cambios estructurales en el país.

Más de 30 organizaciones sociales convocaron a la manifestación "a favor de nuestros derechos", la cual comenzó en el centro de Santiago pasadas las 2 p.m. y se movilizó hasta el parque Forestal, a unas 15 cuadras del sitio de partida.

Una vez finalizada la caminata, unos 300 manifestantes a rostro cubierto protagonizaron violentos enfrentamientos con la policía, que los dispersó con gases y agua. Según antecedentes preliminares, el grupo estaba compuesto, entre otros, por miembros de la Garra Blanca, la barra brava del club de fútbol Colo Colo.

Debido a los incidentes, el acto artístico que se tenía programado debió suspenderse, por lo que varios asistentes increparon al grupo de encapuchados. Según cifras policiales preliminares, 50 personas fueron detenidas y tres policías resultaron heridos durante los disturbios.

Claudio Orrego, el intendente (gobernador) metropolitano, aseguró que los enfrentamientos fueron aislados y que "en caso alguno empañan el carácter pacífico y festivo de esta manifestación, que esperamos que sea el de todas las manifestaciones de este año".

Las consignas de la marcha, que se desarrolló bajo un intenso sol y casi 35 grados centígrados, incluyeron desde la convocatoria a una asamblea para elaborar una nueva Constitución, a educación gratuita y de calidad, así como una normativa de protección animal.

El pliego de reivindicaciones incluyó también la autodeterminación de los pueblos indígenas, una reforma a la normativa ambiental, el aborto terapéutico legal y el voto para los chilenos residentes en el extranjero.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) calculó la asistencia en 180.000 personas, tanto en Santiago como en Valparaíso, 140 kilómetros al noroeste de la capital, donde se realizó una marcha paralela. La policía dijo que participaron 25 mil personas.

El acto central con el que culminaría la manifestación debió ser suspendido debido a los enfrentamientos, lo que motivó la molestia de los organizadores.

"Lamentamos que Carabineros (la policía uniformada) no haya tenido la capacidad para neutralizar a un pequeño grupo de delincuentes y comete la torpeza de actuar sobre todos los que asistimos a esta marcha", dijo Rolando Jiménez, presidente del Movilh. "Tuvimos que suspender el acto porque el lanzaaguas llegó casi al lado del escenario".

Claudia Dides, del Movimiento por la interrupción legal del embarazo, coincidió con Jiménez y aseguró que "Carabineros no tiene la capacidad para controlar un grupo pequeño".

La manifestación fue convocada con dos meses de anticipación ante la sorpresa de Bachelet, quien aseguró que la entendía como "un apoyo a que nosotros podamos cumplir" con el programa de gobierno.

"Me imagino que la idea fundamental de esa marcha es apoyar los procesos reformadores que nosotros tenemos... Entendí que lo que quieren decir es que cumplamos con nuestro programa de gobierno, y eso es lo que queremos hacer (.) Lo entendemos como un apoyo a que nosotros podamos cumplir", añadió la mandataria en una rueda de prensa.

Algunos analistas aseguran que estas declaraciones motivaron que dejaran de participar otras organizaciones más grandes y que desconfían más del gobierno, como la Confederación de Estudiantes de Chile, que reúne a los dirigentes de las principales universidades del país, y que en 2011 puso en jaque al gobierno de Sebastián Piñera con las protestas más masivas desde que se reanudaron los regímenes democráticos.