iOS app Android app

Juan Carlos Varela gana presidencia Panamá

stumbleupon: Juan Carlos Varela gana presidencia Panamá   digg: US Works With Sudan Government Suspected Of Aiding Genocide   reddit: Juan Carlos Varela gana presidencia Panamá   del.icio.us: Juan Carlos Varela gana presidencia Panamá

Por JUAN ZAMORANO | May 4, 2014 11:09 PM EST | AP

Compare other versions »

PANAMA (AP) — El Vicepresidente y candidato opositor de Panamá, Juan Carlos Varela, aseguró que "hoy ganó la democracia en Panamá" y propuso un gobierno de reconciliación tras ser declarado vencedor en las elecciones presidenciales del domingo, lo que frustra el intento de su archienemigo, el presidente saliente Ricardo Martinelli, de extender su control del poder con la elección de un sucesor que fue elegido a dedo.

"A los que me respaldaron y a los que no respaldaron sepan que a partir de este momento somos un solo país, somos un solo pueblo, guardamos las banderas partidistas y gobernamos con la bandera de Panamá", dijo Varela en un discurso ante miles de simpatizantes, en clara alusión al gobierno de Martinelli que fue considerado como autoritario y confrontacional.

"La época de los impulsos, la época de la confrontación, la época del enfrentamiento, la época del irrespeto, queda en la historia y viene un gobierno humano, de consensos, de unidad nacional, que va a gobernar para todos los panameños con equidad y transparencia", agregó ante la multitud que levantaba las banderas púrpuras del partido Panameñista y coreaban "Se siente, se siente, Varela presidente".

Con el 79% de las mesas de votación escrutadas, Varela lidera la votación con el 39 % de los votos, frente al 32% del exministro de Vivienda, José Domingo Arias, quien era el candidato de Martinelli y ya aceptó el veredicto electoral.

El exalcalde de la ciudad de Panamá, Juan Carlos Navarro, quien reconoció el triunfo de Varela, se encontraba en tercer lugar de un total de 27% de los votos.

El tono conciliador de Varela coincide con los resultados preliminares de la elección en la Asamblea Legislativa, unicameral, en las que el partido Panameñista solo lograba 11 de las 71 curules en disputa, mientras que el derechista Cambio Democrático de Martinelli aseguraba 30 y el opositor Partido Revolucionario Democrático, de Navarro, 22.

Varela, quien asume el cargo el primero de julio, dedicó su victoria a la democracia en Panamá.

"Hoy ganó el país, ganó la democracia", dijo Varela en la breve conversación telefónica y lo volvió a reiterar en su discurso de victoria.

Como ya es costumbre institucional en el país desde el retorno de la democracia, un magistrado del Tribunal Electoral, en alocución televisada, llamó al candidato ganador y le notificó por teléfono la victoria.

"Nuestros mecanismos técnicos nos dicen que en ese 60% está representada toda la geografía nacional", dijo el presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla, antes de telefonear a Varela. "En tales circunstancias, los magistrados consideramos que esta es una tendencia irreversible ya".

Aún cuando no reconoció abiertamente el triunfo de Varela, Martinelli señaló que el pueblo habló en las urnas y que él respeta eso. Pero luego hizo una inédita aparición en el Tribunal Electoral, y desde dónde se transmitían los resultados electorales al país dijo con rostro de enojo "les voy a dar palo porque yo los conozco", en referencia al presidente electo y sus copartidarios.

"Lo que sí quiero decirles es que yo dije que iba a gozar la vida (después de dejar la presidencia) y ahora me voy a meter a oposición... verdaderamente Dios los coja confesados", había dicho minutos antes.

Al igual que Martinelli, Arias no reconoció directamente el triunfo del contendor pero dijo que agradeció al mandatario, "a todos los que me apoyaron. Aún hay muchos votos por contar pero la tendencia va hacia otro candidato".

Aunque los comicios eran muy competidos, la victoria de Varela fue algo inesperado ya que ninguno de las tres principales encuestas publicadas en la víspera de la votación arrojó una victoria suya.

Varela, Navarro y Arias llegaron a las votaciones con planes de gobierno muy parecidos en una estrecha puja y tras una campaña considerada como una de las más costosas e intensas en la historia política del país. Participaron otros cuatro contendientes que prácticamente no marcaron.

A medida que la carrera presidencial se apretaba en las últimas semanas, Martinelli recorrió de cabo a rabo el istmo inaugurando hospitales, estadios y el primer metro de Centroamérica. A los 3,2 millones de panameños les dijo que los logros de su gobierno, que deja una tasa de desempleo récord y un crecimiento económico de más del 8% en promedio desde que asumió el cargo en 2009, pueden ser amenazados si ganan los opositores.

La presencia de Martinelli, multimillonario magnate de los supermercados, tuvo gran influencia durante la campaña y muchos temían que iba a ser el poder detrás del trono si los votantes hubieran elegido a Arias, un recién llegado a la política, de voz suave.

"Esto está muy parejo", dijo durante la votación Janet Castillo, una vendedora de cosméticos de 57 años que sufragó en un centro establecido en el poblado marginal de Tocumen, en la periferia capitalina.

Martinelli, un magnate de los supermercados de 62 años y en cuyo quinquenio la economía creció a un ritmo de 8,5% debido a una mejor recaudación de impuestos, a los recursos del canal de Panamá y al aumento de la deuda, dedicó buena parte del presupuesto a la construcción de grandes proyectos de infraestructura, como el primer metro en Centroamérica.

Deja la primera magistratura del país con un desempleo del 4%.

Varela es su actual Vicepresidente. En agosto de 2011, el candidato rompió su alianza política con Martinelli porque no estaba de acuerdo con las supuestas intenciones del gobernante de buscar la reelección y tras denunciar presuntos actos de corrupción del gobierno en la compra de unos helicópteros y radares a una cuestionada empresa italiana.

Entonces, Varela argumentó que el cargo de vicepresidente se lo dio el pueblo al elegirlo, se lanzó a la oposición y luego a la contienda por la primera magistratura de Panamá.

En la práctica, Varela no ejercía el cargo y prácticamente no asistía a las reuniones del gabinete, lo que le generó críticas de sus opositores pues al principio lo hizo y luego desistió de ir pese a que la entrada nunca le fue negada.

La inusual figura la definió Varela como "un título constitucional que me permite defender la democracia" hasta que acabe el término del presidente.

"Varela se fue del gobierno porque no quería trabajar y por razones personales", dijo Martinelli. Es un 'botellón' (en Panamá se llama botella a la gente que gana un salario y no trabaja). "Cobra su sueldo como vicepresidente y no cumple con sus tareas asignadas".

Muchos expresaron su temor que Martinelli iba a ser el poder en la sombra en caso de que ganara Arias, un neófito en política que tiene como compañera de fórmula a la esposa del gobernante, Marta Linares.

"La constitución es muy clara: no se le impide a los cónyuges (del presidente en ejercicio) correr para la vicepresidencia", se defendió la primera dama al llegar a sufragar por la mañana a un centro de votación de la capital.

Su participación en la contienda electoral provocó la condena generalizada al igual que su decisión de poner a su esposa, Marta Linares, como compañera de fórmula de Arias.

Desde 1989, cuando el gobierno de Estados Unidos derrocó al dictador panameño Manuel Noriega, ningún partido ha logrado repetir una victoria consecutiva en las urnas.

El proceso electoral estuvo marcado por sendas acusaciones de los opositores de campaña sucia por parte del oficialismo. Incluso, pocas horas antes de la votación, dirigentes de las campañas de los tres principales contendientes denunciaron divulgación de información con malas intenciones en medios impresos y redes sociales.

-----

La periodista de The Associated Press Kathia Martínez en Panamá contribuyó a este despacho.

-----

Siga a Juan Zamorano en Twitter: https://twitter.com/Juan_Zamorano