THE BLOG
10/22/2012 09:16 am ET | Updated Dec 22, 2012

Mantén tus ojos bien abiertos

trata de personas

En Buenos Aires existe un barrio que se llama Liniers, ubicado al Oeste de la ciudad. Es un importante polo comercial y un punto ineludible de transporte y comunicaciones. También concentra una gran colectividad proveniente de la vecina Bolivia y, en menor medida del Perú, por lo tanto, no es extrañar que existan bares, restoranes y locales comerciales donde uno puede comprar desde ají, pollo 'broster' hasta los últimos wayñus.

Es uno de mis paseos favoritos los sábados porque aprovecho para abastecerme de picantes y de paso, pruebo alguna delicia a buen precio. El sábado pasado, por ejemplo, encontré un puesto de empanadas atendido por un muchacho recién llegado de La Paz, que busca re-comenzar en Buenos Aires.

Conversábamos de lo difícil que es por momentos ser migrante y de lo importante que era tener contacto con gente de la comunidad para no sentirse sólo, cuando se acercó una señora quien me pidió que por favor me haga a un lado porque quería pegar un cartel en la pared. Me hice efectivamente a un lado, y seguí conversando.

Cuando, luego de varios intentos logra pegar el cartel sobre la pared, mi nuevo amigo mira y me pregunta, ¿qué son overloquistas y colorectistas? Pensé que estaba confundido y miré el cartel. Leo con cuidado "Se buscan overloquistas y colorectistas con o sin experiencia" y se consignaba un número de teléfono.

Nos quedamos callados porque nos dimos cuenta que estábamos frente a algo turbio, por tanto, saqué una foto con mi celular y quise arrancarlo de la pared. El muchacho me pidió que lo deje, porque temía que si se arrancaba alguien iba a recriminarle.

No supe que decirle. El es un muchacho joven, recién llegado, sin documentos, buscándose un lugar y mi instinto quizá lo pondría en problemas. El es vulnerable a las redes de trata. Y bastaba con mirar a mis costados y ver a tantas chicas y chicos provenientes de Bolivia, Perú y hasta de Sierra Leona- una comunidad que crece día a día en el barrio- para darme cuenta que no era el único.

¿Cuántos de ellos son posibles targets de redes mafiosas que los pueden reducir a la esclavitud sacando provecho de su vulnerabilidad? Me acordé de un dato que me comentó una abogada argentina, experta en el tema Florencia Guijo, que es que se estima que los talleres de confección explican el 25 % de la problemática del trabajo con fines de explotación laboral, mientras que 3 de cada 4 trabajadores del sector no están registrados.

"Los inmigrantes bolivianos víctimas de trata con fines de explotación sexual y laboral en Argentina se estima que son entre 100.000 y 130.000. El 20% del PBI boliviano se explica por las remesas declaradas de los talleres de confección radicados en Argentina," concluyó Florencia cuando le consulté hace un tiempo atrás.

Yo ahora tenía la posibilidad de irme en silencio a casa o de hacer algo. Me decidí por lo segundo, entonces llegué a casa y envié la foto a una organización que desde hace mucho tiempo viene trabajando en la ciudad de Buenos Aires denunciando trabajo esclavo. En mi mensaje- que fue súper breve-, les pregunté si esa foto pertenecía a algún taller clandestino. La respuesta fue casi automática y afirmativa: estaba en lo cierto. Me agradecieron por denunciar y me contaron que en ese barrio, los vecinos y la organización habían identificado varios sitios donde existía trabajo esclavo de tipo laboral y sexual. Este "Mapa del Crimen Organizado" busca que entre todos los vecinos tomen conciencia que sólo sin mafias se lograra la tan buscada seguridad.

Esta organización llamada La Alameda viene denunciando y alertando sobre diversas formas de esclavitud en Argentina, especialmente en la capital. Hace muy poco, por ejemplo, denunciaron la existencia de 8 mil prostíbulos y 70 mil mujeres siendo esclavizadas. También en su web es posible ver una lista de fabricantes de ropa que fueron denunciados por realizar trabajo esclavo, empresas del campo y las temibles redes narco-prostibularias. Pero no queda todo ahí: denuncian judicialmente a quienes llevan a cabo este tipo de prácticas aberrantes, luchando por la dignidad del ser humano.

Me llamó mucho la atención ver que la organización funciona en forma de cooperativa y que tiene su marca propia No Chains que le permite desarrollar múltiples emprendimientos productivos, tales como un taller textil, uno de estampería, un buffet y un taller de artesanías en cerámica. También tienen un comedor comunitario, una biblioteca popular, brindan asistencia jurídica gratuita y apoyo escolar a niños.

¿Ven? No nos podemos distraer: la trata está en todos lados. Hay que mantener los ojos bien abiertos y no ser indiferentes, esto nos afecta a todos.

También en HuffPost Voces:

Trata de personas (tráfico de personas)

¿Cómo parar el tráfico de personas?

Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí