THE BLOG
10/01/2012 12:34 pm ET | Updated Dec 01, 2012

Preparativos para la primera cita

presaprimeracita
Advertencia: Esta columna está basada en focus groups realizados en lugares desconocidos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

En un mundo donde vivimos trabajando para podernos dar la vida que nos merecemos, lo que menos queremos hacer los hombres es desperdiciar nuestro tiempo y dinero en una cita con una chica que no nos va a dar ni la hora. Por eso, y más importante que la misma cita, debemos analizar las señales que las bellas damas nos envían y conocerlas un poco para saber cómo actuar esa noche y conquistarlas.

Obviamente no hay nada mejor que salir con una doncella que ha sido nuestra amiga y que la conocemos desde hace mucho tiempo; es lo ideal. Tendrías muchos temas de conversación, amigos en común, anécdotas y ¿por qué no?, uno que otro chisme que al otro le interesaría saber de sus respectivas ex parejas.

Pero las amigas se casan, o nos aburren, o sencillamente ya la mayoría ha salido con nosotros, y es entonces cuando toca disparar en el trabajo, el vecindario, el gimnasio, la iglesia, un bautizo o hasta en medio del tráfico. Esos son los casos en que tenemos que actuar rápido, sabiamente y con responsabilidad por nuestro género masculino.

Antes de invitar a la fémina por conquistar, se debe tratar de recopilar la mayor información disponible de la presa. Ahora es muy fácil con el Facebook y el Twitter. Recuerden que después del teléfono lo más importante es preguntarles cómo aparecen en Facebook y Twitter (no les doy el mío porque esto lo deben estar leyendo únicamente hombres), y advertirles que las vas a buscar y que te acepten. Si te aceptan en sus redes sociales ya tienes un 50 por ciento del camino ganado, y ya el resto es cuestión de tiempo.

Hay que buscar primero que todo sus fotos... obviamente si hay alguna en traje de baño para saber cómo está de curvas. Hay que analizar los lugares que frecuenta, si es muy familiar, ver si tiene buenas amigas y si podría servir mejor de puente; ver si tiene novio o marido porque muchas veces los niegan, y comenzar por enviarles un 'toque' (poke). Un 'toque' es como un pellizco cibernético; si te lo responde vamos bien porque de los pellizcos a los besos hay sólo un paso.

Después de haber investigado un poco con amigos en común y de saber si es seria, arriesgada o divertida, es preciso disponerse a invitarla a salir. Pero ojo, hay que ver los antecedentes y dejarle claro desde antes, que te ha empezado a gustar como mujer y no como amiga. Es preciso ya sea por mensajes de texto, Facebook, Twitter o en su mismísima sensual cara decirle: "me gustas".

No tiene que ser tan directo, se le puede dar entender con frases como: "Me encanta como te ríes, la verdad que enamoras a cualquiera" ¡Qué se yo! Hay que decirle algo que denote atracción. No puedes esperar al último minuto de la cita cuando ella está a punto de bajarse del auto para decirle que te gusta. Es un trabajo que debe hacerse previamente para no incurrir en gastos, complejos de inferioridad y terminar autoflagelándonos. Cuando se invita a una chica a salir es porque sabemos que ella sabe que la van a tratar de conquistar.

Ahora, también hay algunos amigos que tienen la suerte de que ellas mismas les dicen: "¿Por qué no nos tomamos algo un día de estos?". Compadre, allí está la carne puesta en el asador. Si quiere investigar por curioso hágalo, pero tiene que actuar rápido, ni una semana se le puede pasar después de un dardo con tanto veneno lascivo.

En mi columna de mañana repasaremos cómo preparar el medio de transporte que vamos a usar para esa primera cita. El auto, la moto, o la lancha, deben cumplir con ciertos requisitos para que ellas sientan que no se pueden bajar de allí sin haber atrapado al dueño. Si no tienen auto, pues lo rentan o lo piden prestado.

¿QUÉ TE PARECEN ESTAS TÁCTICAS?

PARA VER:

Kim Kardashian - videos candentes