THE BLOG

Calma tu enojo: crea hábitos felices

La felicidad no es algo lejano que llegará a tu vida "algún día", cuando consigas esto o aquello... Sentirte feliz, satisfecho, optimista requiere un trabajo de todos los días que consiste en cambiar ciertos hábitos mundanos: esas pequeñas cosas que haces diariamente, de manera repetitiva, y que no siempre te favorecen, por ejemplo: las cosas que dices.

Está más que comprobado (y la Neurolingüística se ha encargado de esto) que las palabras, ya sea verbalizadas así como cuando las "decimos" en la mente, generan un impacto en nuestra forma de actuar y de ver la vida y, por lo tanto, en nuestros niveles de felicidad. Durante el Tercer Congreso Mundial de Psicología Positiva, realizado en junio de 2013, el Dr. Martin Seligman presentó evidencias súper claras de la relación directa entre nuestra actitud y la salud física. Analizó más de 80 millones de tweets con más de 40 mil palabras, y encontró un patrón muy claro: expresiones de enojo, hostilidad, agresión, decepción y falta de apoyo social o moral ("enojado", "soledad", "no puedo", "aburrido", "cansado", entre otras que no se pueden repetir aquí). Luego demostró la coincidencia entre los índices de infartos y arteriosclerosis versus los estados en EUA donde más twitean estas palabras.

Sin duda, estar pensando y diciendo puras cosas negativas no es la mejor manera de empezar a sentirte bien. Y no se trata de negar tus emociones, pero ¡si te enojas tienes que aprender a sacar el enojo de manera sana! Lo malo es que hay quien no sólo no saca el enojo sino que, además, se lo queda por años, repitiéndose miles de cosas negativas en la cabeza - y sin darse cuenta de que a quien más daño hacen es a sí mismos. Estancarte en el enojo no es saludable y puede enfermarte física y emocionalmente. ¡Cuidado!

Algunos hábitos que pueden ayudarte a sentirte más calmado y tranquilo (si los practicas diariamente) son:

  • Escribe cada mañana tres cosas por las cuales te sientas agradecido.
  • Ejercítate 15 minutos al día.
  • Haz más tiempo para tus amigos (una llamada, un mail).
  • Lee al menos 10 páginas de un buen libro.
  • Trata de encontrarle el lado bueno a las cosas.
  • Evita los términos negativos en tu vocabulario.

Recuerda: Tu carácter, dijo Aristóteles, es el resultado de tu conducta. Y tu felicidad depende de tu actitud. ¡Practica ser feliz!

Más tips para inspirarte en: Facebook/Tu felicidad depende de tu actitud

En Twitter: @cyleppan.

--

También ve:

PHOTO GALLERY
Los beneficios de la meditación