THE BLOG
02/20/2013 08:19 am ET Updated Apr 22, 2013

Mentes rotas: La realidad de los esquizofrénicos

Cortesía Diana Montaño

nino esquizofrenia

Cuando Julián murió, Christina y Alfredo Ulacia quedaron devastados. El joven de sólo 21 años murió víctima de un mal que aqueja a más de dos millones de personas en los Estados Unidos: La esquizofrenia.

"El era un niño tremendo....él fue la luz de mi vida y la de mi familia" me dijo Chistina.

Según me contó, su hijo fue un niño normal. Inició su adolescencia siendo un gran atleta y un excelente alumno, pero cuando tenía 18 años, las cosas empezaron a cambiar drásticamente.

"Yo pensaba que estaba cambiando de niño a hombre y no me preocupé. Hablé con mi esposo y pensábamos que estaba teniendo un cambio de vida, todas las personas tienen que cambiar. Pero de ser un joven platicador y dicharachero se empezó a encerrar en su propio mundo y no a hablar mucho a la familia".

Christina trabaja dentro de un hospital especializado en niños y aunque al principio no estaba angustiada, poco a poco los cambios en su hijo fueron empeorando.

"Lo primero que piensas es que usa drogas porque si tienes un niño que es completamente normal y cambia de repente, tu vas a pensar así".

Pero desafortunadamente, para ellos, no se trataba de un caso de drogas. Luego de una evaluación sicológica, les recomendaron llevaran a Julián a un siquiatra. El diagnóstico transformó a la familia.

"Cuando me dijeron que tenía esquizofrenia, me puse a llorar. Yo no sabía nada, absolutamente nada de la enfermedad, no entendía de qué se trataba y me sentía frustrada para ayudar a mi hijo. Pensé que con sus medicinas estaría bien...pero no fue así".

Las cosas con Julián fueron de mal en peor y tuvo que ser hospitalizado en varias ocasiones. El 31 de enero del 2011, dos días después de su última hospitalización el joven murió. Sus padres no han querido hablar de los detalles de su muerte para honrar su memoria.

"Diana, lamentablemente nadie quiere hablar de la esquizofrenia, si tienes a alguien en tu familia que tiene esa enfermedad, no quieres que se sepa".

Lo sucedido con su hijo y ver la falta de recursos para quienes padecen la enfermedad, llevó a Christina a crear la fundación Julian's House, (www.julianshouse.org) una organización que pretende ayudar a jóvenes esquizofrénicos, pero sobre todo a sus familias.

Estadísticas recientes indican que una de cada 10 personas que cometen suicidio tienen depresión, esquizofrenia u otras enfermedades mentales.

"Si eso me pasó a mí, que tengo una preparación académica, que tengo un matrimonio bien estable, que tengo una familia unida...con un hijo extraordinario, a cualquiera le puede pasar y quisiera, de corazón poder ayudarles a tratar la enfermedad y que el espíritu de mi hijo nunca muera".

PARA VER MÁS SOBRE ESTE TEMA VISITE:

TAMBIÉN VE:

PHOTO GALLERY
HuffPost
BEFORE YOU GO
Actividades extracurriculares para tus hijos
PHOTO GALLERY
Actividades extracurriculares para tus hijos