THE BLOG

8 causas comunes por las que dan los antojos

El cuerpo es sorprendente, él sabe cuándo tiene que irse a dormir, cuándo levantarse y cuándo despertar e ir al baño. Se mantiene a una temperatura adecuada, en muchos casos cuando está enfermo él se sana a sí mismo, conoce el milagro del embarazo y del nacimiento. Tu corazón nunca se pierde un latido y tus pulmones siempre están respirando. El cuerpo es una súper computadora que no comete errores.

Te invito a que mires las deficiencias de alimentos que tienes y cómo tu comportamiento subraya las causas de tus antojos. Muchas personas ven los antojos como debilidades, pero éstos son importantes mensajes que tratan de asistirte y mantenerte en balance. Cuando tengas un antojo, busca entender el porqué tu cuerpo te lo está pidiendo; ésta será la mejor forma de controlarlos y ganar la batalla.

Te daré 8 causas principales del porqué suceden los antojos.

1. Falta de "comida primaria". La comida primaria es aquella que va más allá de la que todos conocemos (los alimentos); ésta nos nutre de adentro hacia afuera. Cuando no estás satisfecho con una relación personal (sexualidad), con una rutina inadecuada de ejercicio (mucho de lo mismo, muy poco o no la correcta), cuando estas aburrido, con estrés, sin inspiración por tu trabajo o muy débil en tu espiritualidad... todas éstas pueden ser las causas principales del comer por emociones. El comer puede ser usado como un sustituto para entretenerte o para llenar un vacío de cualquiera de las comidas primarias.

2. Agua. La falta de agua que detecte tu cuerpo puede enviar un mensaje a tu cerebro de sed y de deshidratación. La deshidratación puede manifestar una leve sensación de hambre, por lo que lo primero que debes hacer cuando tienes un antojo es tomar un vaso grande de agua. Cuidado, que el exceso de agua también puede causar antojos, así que asegúrate de que tu consumo de agua sea el adecuado.

3. Un desbalance entre el Yin-Yang. Algunas comidas tienen más cualidades Yin (expansivas), mientras que otras tienen cualidades Yang (contractivas). Comer alimentos que son extremadamente Yin o Yang causa antojos ya que el cuerpo busca ese balance. Por ejemplo una dieta muy rica en azúcar o cosas dulces (Yin) puede causar antojo por las carnes (Yang). Comer mucha comida cruda (Yin) puede causar antojos por comida extremadamente cocinada (deshidratada) y viceversa. Comer mucha carne puede llevar a que se te antoje el azúcar o el alcohol.

4. Costumbres propias. Algunas veces los antojos vienen de alimentos que recientemente hemos comido, por ejemplo, una pizza que probaste hace un pocos días ¡y ahora quieres más de eso! También sucede con comidas que preparaban nuestros abuelos, alimentos comunes en nuestra niñez. Una manera hábil de satisfacer esos antojos es cocinar la versión saludable de esas comidas que acostumbrábamos ingerir de niños.

5. Según la estación. Regularmente el cuerpo pide o se le antojan alimentos que crean un balance según la estación del año. Aunque en la mayoría de nuestros países latinoamericanos solo se dan dos estaciones, sucede que en la primavera normalmente a las personas se les antojan comidas que les ayudan a desintoxicar, como los cítricos y vegetales verdes. En el verano a la gente se le antojan frutas, helados, cosas crudas, alimentos y bebidas frías. En el otoño las personas tienden a buscar alimentos como cebollas, nueces, calabazas. Durante el invierno se les antojan carne, aceite y grasas. Los antojos también se pueden relacionar con los días feriados, lo que tú acostumbras comer en esas fechas.

6. Falta de nutrientes. Si el cuerpo no tiene los nutrientes necesarios, esto produce antojos muy marcados. Por ejemplo: inadecuada cantidad de proteína u otra categoría de alimentos. Un nivel bajo de minerales da deseo por cosas saladas y una mala o deficiente nutrición lleva a tener antojos de formas "No-Nutricionales" de energía como el azúcar, alcohol, cigarros o mucho café.

7. Hormonal. Cuando las mujeres tienen la menstruación, embarazo o la menopausia, la fluctuación de estrógeno y testosterona puede causar antojos muy particulares.

8. Quieres comportarte como los demás. Cuando las cosas van extremadamente bien, algunas veces puede ocurrir el síndrome del "sabotaje personal", esto quiere decir que estamos bien con nosotros mismos pero de pronto se nos antojan cosas que otros comen aunque sabemos que no son saludables pero las buscamos porque queremos encajar -- "Fit in", "quiero ser como los otros", "hacer lo mismo que ellos", "me cansé de ser diferente de los demás". Esto puede manifestarse en cambios de temperamento. Mi recomendación es que busques amigos que te den soporte, que te ayuden a lograr las metas de una vida saludable, que estén a un nivel que tú quieras.

Twitter: @nany_sevilla
Instagram: @nanysevilla
Facebok: Nany Sevilla/ Entrenador

Más para ver en HuffPost Voces:

PHOTO GALLERY
Calorías saludables