THE BLOG
10/17/2014 12:36 pm ET Updated Dec 17, 2014

Cómo aplicar maquillaje en todo el cuerpo, y por qué no recomiendo hacerlo en niños

kietisak via Getty Images

Halloween arranca la temporada de celebraciones, poniéndonos con ánimo festivo. Definitivamente no hay mejor pretexto para entrar en el audaz mundo del maquillaje corporal (o body painting) y mostrar tus dotes artísticas.

Para esto, vas a necesitar maquillaje específico para pintura corporal, ya que se requiere cubrir áreas amplias y, también, su cosmética debe tener una cantidad bastante más concentrada de pigmentos, en una presentación que permita la aplicación precisa. Marcas como MAC, Makeup Forever o, incluso, la opción de TEMPTU, especializado en maquillaje con aerógrafo, son las que mejor funcionarán para que domines estas técnicas.

Sin embargo, hay ocho secretos básicos que necesitas tener en cuenta incluso antes de elegir el diseño final de tu disfraz. Aquí te los develo paso a paso.

1. Quita todo tipo de aceites y humectantes. Para esto, vas a necesitar limpiar con alcohol o, al menos, con toallitas de bebé que no tengan ningún tipo de crema o suavizante. Limpia las áreas del cuerpo conforme las vayas a ir maquillando.

2. Usa los pinceles correctos. Las brochas planas de base, de suaves cerdas sintéticas compactas, son la mejor opción para pintar las superficies más amplias. Las versiones más pequeñas, como las que se usan cotidianamente para aplicar el corrector, son fantásticas para los detalles del diseño.

3. Comienza desde arriba, poniendo especial atención al rostro y torso. Es lo primero que se va a notar y donde, posiblemente, lleves la mayor cantidad de detalles.

4. Deja el maquillaje de manos y pies hasta el final. Obviamente tienes que usar tus manos constantemente para hacer el resto del maquillaje, y es muy probable que estés caminando de un lado al otro mientras lo haces, así que concéntrate en esas partes hasta el final.

5. Aplica capas delgadas en la zona de articulaciones, como codos y rodillas. Mientras más gruesa sea la capa, más fácil es que se parta la pintura y se vea la piel.

6. Para hacer más fácil el ya complicado trabajo de dibujar sobre tu propio cuerpo, proyecta el diseño que quieres llevar, usando tu cuerpo como pantalla, y pídele a alguien que haga el delineado de cada figura. Si usas aerógrafos, haz los moldes antes para que sea súper sencillo marcarlos. Después, rellena con los colores que corresponden y quedarás como un maestro del dibujo corporal.

7. Da pinceladas, no golpes. Lo que necesitas es hacer trazos verticales largos en lugar de golpes cortos, porque así no se reparte bien el color, y es fácil que queden capas más gruesas y se vea disparejo. Utiliza la punta de la brocha porque, mientras más ligero sea el toque, mejor repartido quedará el producto.

8. Para remover, no talles fuerte la piel, sino que aplica antes de bañarte aceite corporal. Así como evitamos el aceite para aplicar el maquillaje, ahora será tu arma secreta para remover eficientemente los colores. Aplica el aceite, enjuágate con agua, usa un gel de baño corporal y una esponja suave o loofah y remueve el resto del producto con movimientos circulares ligeros. Algunos tonos como el azul o el rosa encendido tardan un poco más en salir, pero la mayoría de los tonos desaparecerán con el primer baño.

Ahora, mis razones para no promover este tipo de maquillaje intenso y extenso para los pequeños es que, como puedes ver, no sólo requiere muchos pasos, incluso si sólo haces el rostro, sino que hay varios riesgos inherentes a los productos usados que se vuelven más factibles -y problemáticos- en los niños:

- Para que funcione bien el maquillaje elaborado, también hay que limpiar la piel infantil con alcohol, lo que los resecará.

- Alrededor del 25% de las personas adultas han presentado o presentan algún tipo de reacción alérgica a cosméticos. Dada la delicadeza de la piel de bebés y niños, la mezcla de los ingredientes que pudieran ser alérgenos con fluidos como el sudor o lágrimas, aumentan la posibilidad de reacción de la piel por dermatitis irritante o alérgica.

- Se tallan los ojos. Los pigmentos de la pintura corporal, aunque son similares a los que el maquillaje regular lleva, tienen una concentración mucho mayor y sus mismas partículas son más grandes, así que puedes terminar con un lloroso vampiro porque un poco de aire o sus mismas manitas hayan puesto la pintura en sus ojos.

- Si pintarlos fue un reto, ¡espera a que tengas que despintarlos! Para quitar la pintura, hay que llevar a cabo los mismos pasos sugeridos en el punto 8: Primero aceite, luego enjuague, luego gel corporal, luego baño. Es innecesario someterlos -y someterse- a tan larga tortura, cuando lo que quieren al regresar a casa, es comer parte de su botín y ver especiales de Nickelodeon.

Así que, no dejes de mandarme una foto cuando quedes de finalista o ganes el concurso local de disfraces. Y con los pequeños, recuerda que menos decoración corporal es más divertido, sobre todo si se trata de disfrutar ser niños.

No te pierdas mis divertidas novedades en las siguientes redes sociales:
Twitter @Guapologa y @Guapologia
Facebook/guapologa
Instagram/guapologa

--

Más para ver en HuffPosts Voces:

PHOTO GALLERY
Maquillaje como La Catrina