El Evo Ya No Es Pueblo

01/01/2017 07:12 am ET Updated Jan 02, 2018

2017-01-01-1483270255-1187072-Moment23.png
Las Personas con discapacidad son reprimidas por el gobierno Boliviano, 25 de Mayo, 2016. ©UnitedNotionsFilm

Una mujer campesina empujando a un niño en silla de ruedas, llega hasta donde esta Evo Morales, en la puerta de la gobernación de Cochabamba, cuando logra acercarse al presidente, lo agarra de la pierna y le pide que escuche a las personas con discapacidad, que ya estaban más de un mes en vigilia en la plaza 14 de Septiembre. Evo Morales, hace una seña a su guardaespaldas, que con fuerza quita del camino del presidente a la mujer y a su hijo en silla de ruedas. La mujer vuelve donde sus compañeros llorando. Ese 12 de Marzo del 2016, las personas con discapacidad deciden marchar hasta La Paz, protagonizando la protesta mas larga que se ha visto en Bolivia en las ultimas décadas.

Las Personas con Discapacidad querían hablar con Evo Morales, para pedirle una renta mensual de 500 Bs. (70 USD), que no es ni un tercio del salario mínimo nacional y no llega ni al 0.1% del Tesoro General de la Nación, pero el presidente de los Bolivianos, se negó a escucharlos. Mando a cercar la Plaza Murillo y a resguardar el cerco con cientos de policías, que durante tres meses, se ocuparon de reprimir a los mas vulnerables, hasta el extremo de llegar a usar cañones de agua, tirarlos de sus sillas de ruedas, patearlos en el suelo, pegarles con sus laques, restringirles todo movimiento y al no poder romper la protesta a la fuerza, los amenazaron, poniendo infiltrados para provocarlos y así poder encarcelar a sus líderes. En su intento desesperado de acabar con esta protesta, las autoridades Bolivianas, acusaron a un parapléjico de violación y a los líderes de encubridores, les dijeron también imperialistas, vendidos a la oposición, títeres de Estados Unidos, desestabilizadores y un sin fin de adjetivos denigrantes.

El gobierno de Morales, no tuvo el más mínimo reparo en poner su maquina propagandista en contra de marchistas en sillas de rueda, con parálisis cerebral, personas que no pueden escuchar, que no tienen manos, niños que apenas pueden mover el cuello, personas que se mueren cada día en la mas absoluta miseria. Ya cinco personas que participaron en la caravana están muertas, murieron por pobreza, por no poder curarse de unas escaras, murieron en silencio.
Esta protesta nos ha mostrado a los ingenuos, como yo, que creíamos en la leyenda de Evo, su verdadera cara. Si nuestro presidente no tiene compasión con los más vulnerables, dudo mucho que le quede algo de humanidad.

Cuando las autoridades roban descaradamente, le están robando a los mas vulnerables, a los jóvenes y a los niños. La impunidad se esta comiendo a nuestra sociedad como una manzana podrida y el nepotismo descarado se ha vuelto la norma dentro nuestras instituciones publicas.

Parece que a nuestro presidente solo le importa seguir en el poder, no se en que momento le dejamos de importar los Bolivianos. El Evo dejo de ser pueblo y se enamoro de su propia leyenda y ahora que dejo de merecerla, nos la quiere imponer, por eso su foto esta en todas partes, su nombre en todos los coliseos que se construyen con canchas de pasto sintético en pueblos donde no hay agua potable o alcantarilla. El Evo ha dejado de ser pueblo, cuando habla de si mismo en tercera persona y quiere explotar la madre tierra y desplazar a poblaciones indígenas.

El Evo ha dejado de ser pueblo cuando en sus discursos habla de millones de dólares que ahora tiene Bolivia, pero las acciones dicen más que las palabras y en 10 años de gobierno no ha instalado un seguro de salud universal, más de la mitad del país no tiene agua potable y las poblaciones indígenas siguen siendo las más vulneradas. El Evo ha dejado de ser pueblo, cuando nombra a dedo a los jueces y fiscales y la justicia de Bolivia sigue siendo una de las más corruptas de América Latina.

El Evo ha dejado de ser pueblo
, cuando se porta como un niño berrinchudo, queriendo agarrarse del poder sin importarle la democracia, que tanto nos ha costado construir, por la que nuestros padres y abuelos han sacrificado su libertad, el exilio y hasta la vida.

El Evo ha dejado de ser pueblo
, el momento que ordeno cerrarles las puertas a las personas con discapacidad y al dejar de ser pueblo ha acabado con su leyenda, la historia lo recordara como el presidente, que el año 2016, fue capaz de reprimir brutalmente, a personas en sillas de ruedas, personas en muletas, personas que no pueden escuchar, niños y jóvenes con parálisis cerebral, parapléjicos, cuadripléjicos, etc.

El Evo ha dejado de ser pueblo al negarles a los más vulnerables su derecho a sobrevivir.